Loreto original

Maternando

Loreto Cibanal
Método Estivill

El verdadero feminismo

Yo siempre me he considerado machista por el hecho de no querer competir con los hombres, por no querer compararme con ellos y porque me encanta que un hombre me pague una caña, me abra la puerta y me deje pasar€Ś pero sobretodo por defender desde lo más profundo de mi alma un sentimiento maternal que siempre he tenido muy a flor de piel y que parece que las que se declaran feministas rechazan e incluso desprecian.

Vaya por delante que estoy muy agradecida a todas esas mujeres que lucharon por los derechos de todas nosotras a nivel social y laboral, pero creo que ahora el feminismo debe dar un giro importante y una vez conseguidos estos logros hay que luchar por el reconocimiento no de la igualdad sino de la diferencia que conlleva SER MUJER, y esta es fundamentalmente LA MATERNIDAD.

La maternidad es un servicio a la sociedad y pienso que hay varias políticas sociales o puramente políticas que están perjudicando a la mujer en su faceta de madre pero por extensión en todas las demás facetas. La principal es la del fomento del aborto y por tanto el no apoyo al embarazo o la maternidad sometiéndonos subliminalmente a los deseos de una sociedad cada vez más mecanizada y más ausente de sentimientos.

Para mí el aborto nunca es una opción válida por las tremendísimas secuelas que produce en la mujer y en su entorno, si éste está informado, pero entiendo que se está €˜vendiendo€™ como la salida fácil a un embarazo no deseado, a veces por razones bastante triviales sobretodo si las comparamos con las consecuencias de un aborto. Precisamente hoy leía una noticia cuyo titular es que el 80% de las mujeres que se suicidaron en USA habían abortado en alguna ocasión€Ś creo que los datos hablan por sí solos.

La maternidad o los nacimientos son muy necesarios para poder sostener económicamente esta sociedad y sin embargo todo son trabas para las mujeres que deciden ser madres, yo quiero reivindicar desde aquí políticas sociales y económicas que nos permitan ejercer nuestra diferencia con los hombres sin tener que renunciar a nuestra vida laboral futura, si lo deseamos, para ello son necesarias:

  • Ayudas económicas para quien decida quedarse en casa haciendo la impagable tarea de criar a sus hijos, hasta al menos la edad de escolarización.
  • Facilitar espacios en las empresas donde las madres puedan dejar a sus bebés de forma que puedan visitarles cuando lo necesiten, ambos, durante la jornada laboral.
  • €˜Despenalizar€™ la lactancia materna prolongada en público, mediante campañas informativas y divulgativas.
  • Posibilitar la reducción de jornada por paternidad a aquellos que deseen compartir de esa forma la tarea de la crianza.
  • Políticas económicas que €˜premien€™ a las familias con 2 o más hijos de forma eficiente.
  • Etc.

Cuando el feminismo luche por estas y otras muchas medidas que valoran a la mujer por las diferencias que biológica y sensatamente tenemos con los hombres, entonces seré feminista.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: