Loreto original

Maternando

Loreto Cibanal
Método Estivill

Derecho a la Maternidad

Esta semana los que estamos a favor de la vida, de la maternidad y de la familia (bajo la confesión y la forma legal que sea) estamos de enhorabuena, y especialmente los que somos o vivimos en Castilla y León.

En primer lugar debemos agradecer la, bajo mi punto de vista, la extraordinaria defensa de la mujer que hizo el Ministro de Justicia en el Parlamento, asegurando lo injusto que resulta que ante un embarazo no deseado se haga responsable únicamente a la mujer y que sea esta la que se expone a perder su estatus laboral y social.

Nombró una realidad que los que vivimos día a día junto a la mujer que se encuentra ante un embarazo no planificado conocemos muy bien y es que existe una violencia enorme hacia ella, que puede provenir tanto de su pareja o padre de ese bebé, como del entorno familiar, social y laboral e incluso del entorno académico cuando se trata de menores en edad escolar.

Esta es una violencia que no siempre es física pero que existe a nivel psicológico y que hasta ahora ningún político había nombrado, al menos de forma tan clara y con tanta repercusión pública.

Hasta ahora las reformas de la ley del aborto siempre hablaban de la defensa del bebé no nacido y del conflicto de intereses que a veces existe entre los derechos que afectan a éste y los que la mujer tiene, pero Gallardón ha dado un giro de tuerca que me fascina, habla de que es necesario articular una ley que DEFIENDA A LA MUJER.

Os aseguro que es necesario defenderla incluso cuando el embarazo ha sido planificado o cuando la maternidad es deseada pero imprevista… la vulnerabilidad a la que la mujer se ve sometida cuando incluso con alegría comunica su estado a su entorno en ocasiones es tremenda, y lo que en principio era alegría y felicidad se torna en dudas, pesar y ansiedad que la abocan a abortar a no ser que en algún momento del proceso alguien le facilite que recobre la serenidad para poder conectar de nuevo con su deseo real acerca de su maternidad y pueda decidir en libertad.

Me parece un giro fantástico y además muy positivo cuando hablamos de vidas el hablar del DERECHO A LA MATERNIDAD y no hablar de algo que es muerte y consecuencias tremendas para la mujer como es el derecho al aborto.

Ahora falta ver si realmente se articulan todos esos apoyos sociales, laborales y económicos para permitir que quien así lo desee pueda disfrutar de la maternidad sin miedos y pese a que su entorno no lo considere ‘apropiado’. A falta de esos apoyos institucionales generalizados, hoy en día asociaciones como RedMadre hacen esta función apoyando, acompañando e informando a la mujer sobre este tema y haciendo que como dicta su lema ‘Nunca estén solas’, decidan lo que decidan.

Para rematar la semana el viernes nos encontramos con el anuncio por parte de la Consejera de Familia de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, de la creación de un Plan de Atención Prenatal a mujeres embarazadas en riesgo de exclusión social para prevenir futuras intervenciones de protección a la infancia.

¡Me parece una idea tan fantástica que me cuesta creerla! Como miembro de la ANEP, profesional vinculada con el embarazo, el nacimiento y la crianza y voluntaria de RedMadre, creo que se está dando un paso importantísimo y que aunque parezca utópico puede ser una pequeña semillita para hacer un cambio social muy significativo, el vínculo sano con el bebé, el trato respetuoso y el bienestar de la mujer embarazada son el comienzo de un cambio en la personalidad de los futuros adultos que nazcan de estas mujeres formadas, informadas y educadas para dar un trato mejor a sí mismas y sus bebés.

Como decía San Agustín: “Dadme otras madres y os daré otro mundo”, o como defiende la ANEP, La paz empieza en el vientre materno…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: