Blog autor

La Mala María

María Sáez

Money, Money

En tiempos de crisis Âżtambién es válida la frase €œel dinero no da la felicidad€?

Pues bien, mi respueste ahora y siempre ha sido que esta frase es una auténtica falacia, y es que, las €œpenas con pan son menos penas€.

Lo cierto es que nunca he tenido el suficiente dinero para poderme despreocupar de la situación laborar, de la llegada del seguro del coche, la hipoteca, la luz o el gas, pero hasta el momento soy una de las afortunadas que puede pagar las facturas todos los meses. Pero, ÂżQué hay de los miles de españoles que no pueden hacerlo?, para ellos Âżes válida esta frase?

Es imposible que a cualquier persona se le escape que en la sociedad que vivimos el dinero lo hace todo. Absolutamente todo. Porque poniéndonos en un caso extremo, como puede ser una grave enfermedad, sabemos perfectamente que aquel que tiene recursos económicos tiene más facilidad de salvarse que el que no los tiene. Y aunque €œlos ricos también lloran€, las lágrimas se las secan con pañuelos de lino egipcio y no pasándose la manga por la nariz.

Que le pregunten a cualquier padre de familia, sin trabajo y sin recursos si el dinero no le daría la felicidad, o a aquel que ha estado años pagando su hipoteca y dado el momento se ve en la imposibilidad de hacerlo, y además de quedarse sin casa tiene que seguir pagando al banco. Al pensionista que cobra 500 euros y tiene que mantener a sus hijos en paro y los nietos, y que además ahora tiene que pagar por las medicinas. Sí, efectivamente, sin dinero es imposible ser feliz.

Igualmente, estoy absolutamente en contra de otra frase mítica: €œno es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita€. Yo no necesito un chalet de 1.000 metros para ser feliz, ni bañarme en leche de burra o comer caviar y beber en copas de cristal de bohemia, pero sí un techo en el que refugiarme. Necesito la luz y el agua, y por supuesto alimentos, Âżacaso se puede necesitar menos que comer?. Entonces Âżes más rico el que no tiene nada que llevarse a la boca que el que nada en millones y necesita caprichos día sí y día también?

Sí, puede ser que en los países donde no esté instaurado un sistema capitalista como el nuestro la gente sea muy feliz con prácticamente nada, pero dentro de su sociedad también hay clases, también hay ricos y pobres. No tiene el mismo poder aquel que tiene dos vacas y un cerdo que el que sólo tiene una gallina.

Y es que, desgraciadamente, desde que el mundo es mundo existen las clases sociales y el dinero, aunque fueran piedras y no el vil metal.

Estoy segura que el dinero sí da la felicidad, y si no, desde luego ayuda mucho.

La Mala

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: