Blog autor

La Glorieta

Tribuna de Salamanca

La Caja no está estresada, pero el deporte sí

Caja Duero-España acaba de aprobar el test de estrés. Vamos, que está muy relajada y tranquila para lo que pueda avecinarse. Mira, me alegro por ella/s. Sin embargo, los que se han puesto nerviosos, estresados ya digo, son todos los clubes y equipos pequeños, medianos y grandes de Salamanca a los que la gran Caja acogía como una madre amantísima (supongo que los de fuera de Salamanca también, pero me reservo el derecho de opinar de lo que no conozco).

Desde el fútbol no federado a la UD Salamanca, pasando por los equipos de niños de cualquier localidad charra o por equipos ciclistas, de atletismo, baloncesto y por último… el balonmano.

Que Caja Duero-España retire el patrocinio a los equipos ‘grandes’ con presupuestos de muchos miles de euros e incluso millones no es algo que comparta, pero reconozco que tienen un margen de maniobra mayor, ya que su repercusión es muy importante y, por tanto, su capacidad de generar nuevos ingresos, también. Pero retirar los cinco o diez mil euros que estas cajas entregaban a clubes como el Panelais charro de balonmano es condenarlos a la hoguera.

Diez mil euros para un equipo semiprofesional pero digno y lleno de ilusiĂłn como ha sucedido con el Panelais es un aĂąo de trabajo, una temporada de sueĂąos.

Y repito el nombre de Panelais como lo harĂŠ siempre con el de Aquimisa, el de PerfumerĂ­as Avenida, el de Autoescuelas El Pilar o el de cualquier otro pequeĂąo o mediano negocio que, en Salamanca, se sacrifica por dar a cuatro locos la oportunidad de hacer deporte y a otros miles, de disfrutarlo desde las gradas.

Salamanca no tiene una industria potente que ampare el deporte profesional o semiprofesional, pero debe encontrar una soluciĂłn a este desolador panorama que nos encontramos, eso sĂ­, para lograr que la Caja no se estrese.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: