Blog autor

La Glorieta

Tribuna de Salamanca

ÂżUltras? Sí, por supuesto

Han pasado seis días pero no olvido. Ni sus capuchas, ni sus pañuelos tapando media cara, ni su intimidación a los jugadores de la UDS ni, sobre todo, sus insultos. Entonces les llamé 'ultras' y recibí muchas críticas. Ahora lo repito cada vez más segura porque denominarles 'aficionados' de Salamanca sería un insulto a los que lo son de verdad.

Lo que sucediĂł tras el encuentro entre la UDS y la GimnĂĄstica Torrelavega fue de todo menos algo relacionado con el deporte. Al menos con lo que yo entiendo por deporte.

Yo misma, como aficionada a la UDs ademĂĄs de periodista, salĂ­a indignada del estadio tras ver un nuevo empate del equipo charro que seguĂ­a sin lograr vencer en el HelmĂĄntico despuĂŠs de seis partidos ya. AdemĂĄs, esa semana estaba el ambiente 'calentito' por las fotos que se habĂ­an publicado con IĂąaki MuĂąoz y Jonay de copas el viernes antes del choque y el posterior desmentido del club y los propios jugadores el mismo dĂ­a del partido.

LlovĂ­a sobre mojado, que se suele decir.

La imagen no fue, desde luego, la mejor a la hora de calmar los ĂĄnimos de una aficiĂłn que sufre con este equipo y que ve como el futuro es cada vez mĂĄs negro. Una aficiĂłn que soĂąaba con imponer el nombre y la historia del Salamanca en Segunda B para subir lo antes posible a su divisiĂłn mĂĄs 'visitada', la categorĂ­a de plata del fĂştbol espaĂąol.

Sin embargo, y asĂ­ lo seĂąalĂŠ durante la retransmisiĂłn en directo del encuentro, la aficiĂłn salmantina estuvo de 'chapeau' durante los 90 minutos del choque ante los santanderinos. PitĂł al principio, al final y algunas decisiones de Balta desde el banquillo, pero el resto del tiempo tratĂł de animar (no es fĂĄcil, ni mucho menos) a su equipo en mitad de ese ambiente gĂŠlido que se respiraba.

Pero fueron una veintena de energĂşmenos los que al finalizar el choque esperaron en torno a una hora a los jugadores a la salida del vestuario. En una hora ya no estĂĄn 'caliente'. En una hora si haces lo que esta gente hizo es porque te sale asĂ­ de dentro.

Y no me molestĂł que llevaran las caras cubiertas (Âżesconden algo?) o que se presentaran amenazantes ante los periodistas como si fuĂŠramos enemigos suyos... lo que de verdad me puso la carne de gallina fueron los insultos hacia los jugadores y los compaĂąeros con palabras que prometo no haber usado jamĂĄs ni haber escuchado a mi alrededor nunca. A mĂ­ misma me tocĂł aguantar casi pĂĄlida lo que decĂ­an, supongo que por ser la Ăşnica mujer entre los periodistas en asomar por allĂ­ la cabeza... vete tĂş a saber.

Pero, lo que terminĂł de ponerme la piel de gallina fue ver como estos pocos 'angelitos' seguĂ­an a los futbolistas de la UDS hasta sus coches y los rodeaban... Âżdebe aguantar un jugador este tipo de acoso? Yo, desde luego, no creo que haya nĂłmina suficientemente grande que ayude a sobrellevar eso.

ÂĄAh! Se me olvidaba puntualizar que, entre los de la cara tapada, habĂ­a alguno que llevaba de la mano a un niĂąo que no pasaba de diez aĂąos... Sin comentarios, Âżverdad?

P.D. A quien corresponda, le digo: Igual que el autobĂşs del equipo rival estĂĄ protegido 'dentro' del cordĂłn de vallas que hay entre los vestuarios y el aparcamiento general, ahĂ­ mismo meterĂ­a yo tambiĂŠn los coches de los futbolistas salmantinos. Con vivir la experiencia de este sĂĄbado una vez creo que es mĂĄs que suficiente.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: