Inda jaus original

La cuarentena

Inda Jaus
Blog de Inda Jaus

Ramadán

De piedra pómez me quedé el otro día cuando supe que este año el Ramadán caía en agosto. Estaba en el chiringuito de €œEl Nene€, leyendo la prensa tranquilamente, y reconozco que se me fueron los ojos a los €œmoritos€ que se pasean la playa y el paseo marítimo durante todo el día cargados hasta arriba de caftanes, bolsos y collares que intentan vender bajo un sol de justicia, sudando la gota gorda€Ś Âży sin poder reponer líquidos porque a Mahoma se le pone en la peineta?

ÂżPero estamos locos o qué? Personalmente las supercherías religiosas, sean de la índole que sean, me resultan divertidísimas hasta que rayan lo demenciado. Que un señor con estudios superiores y alto nivel socioeconómico se ponga un cilicio un par de horitas al día, me parece descacharrante. Pero que un chaval de catorce años, que ha llegado a Marbella tras un atroz periplo de desierto, patera y mafia, tenga que deshidratarse ante la vista de los orondos turistas que se están poniendo hasta el ojete de tapas y cerveza, sólo por cumplir un mandamiento absurdo, anacrónico y esotérico€Ś pues me indigna, la verdad.

Pienso ahora que el ramadán debería ser de obligado cumplimiento, no para los musulmanes, si no para ricachones en general. Vamos, que cuando los altos ejecutivos de cualquier multinacional firman sus astronómicos contratos blindados, o cuando un archipoderoso entra en el club Bilderberg, haya una cláusula que diga que aceptan sin condiciones que durante un mes al año harán dieta severa y pública de comida, bebida y sexo. Si son mujeres y lo incumplen, será para que todo el mundo sepa que tienen la regla o acaban de parir. Si son hombres, será para que se conozca que están gravemente enfermos.

Los paparazzi se volverían locos por cazar al €œmillonetis€ de turno comiéndose un currusco de pan a escondidas, o bebiendo a hurtadillas de la pajita que asoma de la Coca-Cola de la vecina.

Este pensamiento me arranca una sonrisa maliciosa mientras saco mi cartera del bolso y me dirijo a comprarme tres o cuatro caftanes que me van a venir bien€Ś

inda.jaus.tribu@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: