Inda jaus original

La cuarentena

Inda Jaus
Blog de Inda Jaus

Micromachismos

Últimamente anda algo agitada la red con lo que se ha dado en llamar €œmicromachismos€. No me gusta. Me parece una frivolidad. El machismo es una lacra abominable que mata a personas. Eso son palabras mayores. No hay machismos pequeños. Hay gestos feos, torpes, estúpidos€Ś Y hay abusos inaceptables. Pero la distancia entre un bofetón y un piropo desafortunado no puede resumirse en un prefijo. Un poco de seriedad y otro poco de sentido común.

Seguramente no soy nada guay, pero he leído tanta tontería en estos días en referencia a este asunto que me apetece escribir un par de ideas, a ver si leídas con todas sus letras ganan un poco de materia. El feminismo ha sido necesario. Tanto como necesaria es su evolución. Pero no sirve como árbitro para las relaciones entre hombres y mujeres, porque no es neutral. Desde un punto de vista sociológico, las bases de la €œnueva convivencia entre géneros€ están formuladas, pero ni están asentadas, ni mucho menos interiorizadas. Es un proceso tan intensivo que no se ha podido resolver en sólo unas décadas, entre otras cosas, porque son las propias mujeres educadoras en el ámbito del hogar, las que no terminan de sacarse la caspa machista de encima.

He visto cómo algunas mujeres exponían en estos días actitudes masculinas que les molestaban y he tomado algunos apuntes personales al respecto:

- Entre muchas mujeres hay un rechazo fuerte a los comentarios o muletillas masculinas con respecto a nuestro aspecto físico o inapropiadamente cariñosos (hablamos de los €œguapa€, €œbonita€ o, ese tan salmantino €œmi niña€). Entiendo que pueden no ser adecuados y que son perfectamente evitables. También reconozco que los uso, tanto cuando hablo con hombres, como cuando hablo con otras mujeres. Podría concentrarme en no usarlos, pero estoy segura de que eso restaría frescura a mi forma de relacionarme con otras personas. Nunca he sido recriminada por mis interlocutores: ni por hombres, ni por mujeres. Tal vez porque soy mujer y se prejuzga que mis palabras no tienen €œintención€.
También conozco muchos hombres que van con tanta cautela cuando tratan con mujeres en el ámbito que sea, que tensan las palabras, los gestos y las miradas. Pueden parecer violentos. Otros balbucean y se ajustan a monosílabos. Estos parecen gilipollas. Y no siempre lo son. No.

- Molesta también, y mucho, la actitud paternalista con la que se nos trata, especialmente en el ámbito laboral. ÂżY qué queremos después de años de discriminación positiva? Eso es lo que se ha conseguido: que parezca que los logros femeninos son gracias a la €œcuota€ de turno. Pobrecitas. Esto es algo que vivo como una auténtica infamia. Es vergonzoso, humillante, y no nos deja progresar. Tendremos un consejo de ministros con un 50% de mujeres. Genial. Como si el género fuese un criterio sensato. Quizás, en función de la capacitación, podríamos tener un consejo de ministros con el 70% de mujeres. O el 100%. Pero no. A la tiranía de la cuota debemos plegarnos. Enhorabuena. Hemos conseguido ministras como Leire Pajín o Ana de Palacio. Pienso ahora en esas mujeres por encima de cuotas, como Gloria Begué o Araceli Mangas, y me dan ganas de llorar de rabia.

- Algunas mujeres han hablado estos días de algunos €œmicromachismos€ como ser disimuladamente sobadas por un anciano, o en el autobús€Ś incluso de niñas. O que te toquen las tetas por hacer una broma. A mí me parece esto es el otro extremo, Âżno? Eso no es €œmicronada€. Esto es delito. Es ABUSO. Con mayúsculas, sí. No merece la pena ni comentarlo. A denunciarlo inmediatamente. Esto no puede estar en la misma categoría que un piropo lanzado desde un andamio. No hombre, no€Ś

No me gusta la idea de que por reivindicar, nos convirtamos en quejicas. Ni de que por hacernos respetar, nos convirtamos en tiranas. No me gustan las relaciones encorsetadas. No me gusta la gente que convierte sus complejos en defectos ajenos. No me gustan los pasos atrás. Uhmmm€Ś estaría bien un poco de normalidad€Ś

inda.jaus.tribu@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: