Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

¿Y si el futuro está en el campo?

Viendo la que está cayendo en España y en muchos lugares de un mundo inmerso en una crisis brutal, quizá no sea descabellado pensar que el campo tiene mucho que decir para sacar adelante la economía del país. No en vano, se trata del sector primario, de donde salen los alimentos que consumimos y la gran mayoría de las materias primas que usamos de manera habitual en nuestras vidas.
Por ello, y con una tasa de paro juvenil, cuya cifra prefiero no sacar a la luz (imagínense), y una sector como el agroganadero, con media de edad que supera los 55 años, no es descabellado pensar que la agricultura y la ganadería puedan convertirse en un futuro más que digno para muchos desempleados en un sector que pide a gritos savia nueva.

¿Por qué heredar la profesión del padre o del abuelo? ¿Por qué no estudiar ingeniería agrónoma y aplicar todos los conocimientos al campo? ¿Por qué no…? Pero no será fácil, ni mucho menos, en caso de que llegue a conseguirse.

El campo tiene muy mala fama, sí, es así de claro y duro, porque se trata de una profesión poco agradecida y con pocas oportunidades para la formación, y aunque la provincia de salamanca cuente con dos escuelas, la de Capacitación Agraria (casi sin alumnos) y la Lorenzo Milani, los centros cuentan con muy poca presencia de alumnos.

El escaso futuro que le ven y las labores poco agradecidas de un trabajo muy físico a lo que hay que sumar los quebraderos de cabeza para conseguir que una explotación sea viable, hacen que muy pocos se decantes por este sector y abandonen el mundo rural en busca de… ¿oportunidades? ¿Qué oportunidades?

Tal y como está la economía y con los recortes que se avecinan, el campo es más que una solución aunque cueste empezar de cero. Levantar de la nada una explotación no es tarea sencilla pero tampoco lo es abrir el ojo cada mañana sin nada que hacer más que intentar buscar un trabajo que te dé la oportunidad de vivir.

Sí, es muy fácil hablar y escribir sobre esto, pero creo que mucha gente se lo está planteando, especialmente aquéllos que han ‘mamado’ desde pequeños la profesión de su padre y de su abuelo porque ni la construcción, ni la industria, ni el comercio, ni el sector servicios… ni nada, buenos, solo la política, da para comer en los tiempos actuales.

Sí, quizá no sea ésta la mejor de las soluciones pero parece una de las más probables para encontrar un futuro. Porque como dijo Cicerón, “cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: