Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

Pero, Âżen qué lugar queda el campo?

"Si supiera que el mundo se va a acabar mañana, yo hoy plantaría un árbol." Martin Luther King.

Un cambio no tiene porqué significar que algo bueno va a ocurrir, tampoco al contrario; quizá por ello es tan traumático tomar este tipo de decisiones. No obstante, y por regla general, los políticos, apoltronados ellos en el poder, hacen balance cada cuatro años cuando los ciudadanos acudimos a darles, o no, nuestro voto. Pero, Âżpor qué solo lo hacen en ese periodo de tiempo? ÂżY si las cosas comienzan mal, siguen mal y terminan peor en el primer año? No importa, ellos siguen caiga quien caiga.

Y uno de los que puede caer es el campo, sino lo ha hecho ya del todo. El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha anunciado una política de austeridad recortando el personal y el número de Consejerías a menos de diez. ÂżFusionará Medio Ambiente con Agricultura y Ganadería traicionando los principios del líder de su partido, Mariano Rajoy, que prometió establecer de nuevo el Ministerio de Agricultura? ÂżCumplirá su promesa Rajoy si accede al Gobierno en marzo de 2012?

Y si gana el PSOE (muy poco probable), Âżcómo denominará Rubalcaba al Ministerio? ÂżDe Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Bosques y Montañas? Demasiadas preguntas, Âżverdad? Pues así se encuentran los agricultores y ganaderos españoles, castellanos y leoneses y salmantinos, que ven como les han quitado su representación en el Gobierno, porque en ninguna placa ni edificio aparece el nombre de Ministerio de Agricultura y Ganadería, ni nada que se le parezca.

El Gobierno actual ha suspendido de manera escandalosa en materia agroganadera, primero con Elena Espinosa, 'la señora del MARM' (cuánto tiempo) y más tarde con Rosa Aguilar, en la que había muchas esperanzas puestas pero que se han diluido como un azucarillo en el agua. Son muchos los que echan de menos y se acuerdan de Loyola de Palacio (fallecida en 2006), que tan grato recuerdo dejó entre los agricultores y ganaderos españoles porque se 'partía la cara' en Bruselas día tras día en defensa de sus intereses.

Por ello, aún se desconoce en qué lugar quedará el campo y mucho menos cuál será su futuro. Gran parte de él depende del futuro de las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC) para el periodo 2014-2020, siendo España el segundo país perceptor con más de 7.000 millones de euros, que no sabe aún si podrá conservar. Desde luego, si echamos la vista atrás y nos fijamos en lo que nos hicieron los franceses con la fruta y los alemanes con los pepinos, mejor recoger la maleta y emigrar a Siberia... o un poco más lejos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: