Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

Había una vez, una bellota€Ś

Que el sector del porcino ibérico sigue inmerso en una crisis galopante, no es nada nuevo, y en esta situación de dificultades influyen, a mi humilde entender, tres factores fundamentales: la crisis económica general, la entrada de €˜personajes€™ ajenos al sector que se llenaron los bolsillo pero reventaron el mercado y los propios profesionales, que entre el presunto fraude de la bellota y su versión opuesta de la realidad, tampoco ayuda nada.

1. Crisis económica general y propia del sector del porcino ibérico

Las dificultades económicas que atraviesa España no son ajenas a un sector que también vive su crisis permanente ya desde el año 2007. El precio de la materia prima no tiene ninguna relación lógica con los costes de producción, cada vez más elevados (pienso, principalmente), mientras que el valor en origen está muy por debajo de la rentabilidad y del nivel de años pasados.
Si a este hecho también le sumamos el descenso del consumo y hablamos de un producto del que se puede prescindir en la alimentación por su precio, hace que el futuro de este sector sea cuanto menos complicado e incierto si todos estos factores no se relacionan del modo correcto entre sí.

2. Entrada de €˜personajes ajenos al sector

Es, sin duda, uno de los puntos que ha marcado negativamente a los ganaderos e industriales de toda la vida. Igual que ocurrió con la construcción, donde muchos se llenaron los bolsillos y luego se marcharon, el porcino ibérico ha vivido una situación idéntica, donde la burbuja se ha explotado por todos los sitios, dejando en el camino a muchos de los que de verdad dedicaban su vida y su trabajo al sector.

3. El €˜presunto€™ fraude en la bellota

Es uno de los temas más calientes que se ha instalado en el sector. Si según dicen los profesionales, las operaciones de la bellota ya se han terminado debido a la escasez de animales, Âżcómo es posible que luego las estadísticas digan lo contrario y apunten a un número muy elevado de sacrificios? Este año aún no hay datos, lógicamente, pero me apuesto lo que sea a que salen más de los que hay.

Algunas certificadoras dan por buenos cerdos que solo han olido la bellota y que luego en el mercado valen lo mismo que los que solo se han alimentado de ella. Pero también es muy grave que si los profesionales lo saben y lo hacen, Âża quién están engañando para lucrarse? Pues al de siempre, al indefenso consumidor que siempre paga los platos rotos de todo y que ahora prefiere comprar otros productos al ibérico.

Y yo que me alegro porque ya está bien de tanto engaño€Ś y siempre al mismo. Había una vez una bellota€Ś que estaba Âżpodrida?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: