Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

España, desde el cielo

Precisamente desde ahí arriba vieron hacer historia a la selección cuatro nombres y hombres que también han dejado su huella en el fútbol español por su grandeza dentro y fuera del campo. La historia de la selección estaba escrita para que la final se decidiera por 4-0, un gol por cada uno de los que ya no pudieron celebrarlo físicamente pero que a buen seguro gozaron como nunca, igual que lucharon hasta el final por su vida.
Sí, hablo de Antonio Puerta, Dani Jarque, Manolo Preciado y Miki Roqué… pero también de todos aquellos que vieron truncado el sueño de la vida por uno u otro motivo, para ellos también es este triunfo de leyenda.

Eurocopa de 2008 en Viena; Mundial de Sudáfrica en 2012; Eurocopa de Polonia y Ucrania en 2012 (mucho más lejos queda la Euro de 1964), son tres trofeos que han elevado a la categoría de leyenda a un equipo mágico con dos nombres propios: Luis Aragonés y al Vicente del Bosque. Le duela a quien le duela y moleste a quien moleste, ‘el Sabio de Hortaleza’, querido y odiado a partes iguales, empezó a construir una nueva manera de jugar al fútbol con los jugadores ideales que estaban en el lugar indicado en el momento oportuno. Después de tantas penurias, ya tocaba.

Tener las posesión del balón es la mejor manera de perforar la portería contraria y a la vez evitar que masacren la tuya, estilo tan fácil de suponer pero tan difícil de llevar a cabo. Y si complicado fue lo que hizo Luis Aragonés, “y ganar, ganar… y volver a ganar, ganar”, que enseñó a competir a este equipo, no menos loable es la continuidad del ‘Hombre Tranquilo’, ‘el salmantino impasible’, Vicente del Bosque, quien ha sabido entender a los futbolistas y ha ejercido del psicólogo perfecto junto a su inseparable Toni Grande.

Quizá muchos pueden pensar que jugar al fútbol con “estos tíos es muy fácil porque son muy buenos”; eso es verdad, pero no es oro todo lo que reluce y sí hay que ensayar, pensar y aprender cómo jugar con los ojos cerrados para saber qué hará un compañero, cuándo soltar el balón y por qué hay que sacar la pelota jugada desde atrás.

No es nada fácil hacer que cada jugador ocupe su espacio, lea el juego entre líneas, cree espacio en las defensas, está acertado de cara a puerta y encima tenga la capacidad para robar el balón… ni mucho menos. Es una tarea muy trabajada y pensada. Por eso, solo puede haber palabras de agradecimiento para estos 23 tíos y un cuerpo técnico envidiable que nos han hecho felices con la que está cayendo.

Pero como esto es España y todos somos españoles, la Eurocopa no ha estado exenta de polémica sobre la forma de jugar de la selección. Y yo me pregunto: ¿qué quieren algunos? ¿No les vale con haber hecho un triplete histórico? ¿Acaso es fácil vencer a equipos como Italia, Portugal o Francia? Ya lo dijo Del Bosque muy sabiamente: “Hemos pasado de pobres a ricos demasiado rápido”. Dicho queda, míster…

No obstante, ya han sido muchas las voces que han indicado que el problema va a ser ahora aprender a perder después de tantas victorias. No creo que nadie supere este hito nunca porque lo mejor de todo es que aún no ha terminado y Brasil 2014 está en el horizonte y estos tíos no se cansan de ganar.

Casillas, Reina, Valdés, Jordi Alba, Arbeloa, Juanfran, Piqué, Ramos, Albiol, Xabi Alonso, Busquets, Javi Martínez, Iniesta, Xavi, Cesc, Mata, Silva, Llorente, Negredo, Torres, Cazorla, Pedro y Jesús Navas, de la mano de Del Bosque, Toni Grande y el resto del cuerpo técnico y miembros de la Federación han conseguido algo único, irrepetible… nos han llevado al orgasmo futbolístico.

Por eso no hay que olvidar el trabajo de tantas y tantas generaciones que no tuvieron esta suerte para poder entender todo lo conseguido, y especialmente, mirar al cielo para ver sonreír a todos aquellos que un día soñaron con vivir algo así. España desde el cielo, única e irrepetible.

PD: Sí, mañana y pasado hay que levantarse a currar igual (los que tenemos esa suerte), pero por lo menos se hace con una sonrisa en la boca. Por cierto: ¿se podrán sacar ahora a la calle banderas de España a la calle sin que a uno le tilden de “facha”? Será interesante, sin duda ver qué pasa…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: