Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

Con ‘S’ de Calidad…

Dicen que la Calidad marca la diferencia… y tanto. Por ello, la provincia de Salamanca debe estar muy orgullosa de contar con grandes productos agroalimentarios que llevan la ‘marca Salamanca’ por toda España y el mundo. ¿Acaso hay alguien que no haya oído hablar del Jamón de Guijuelo, la Lenteja de La Armuña o el vino de la Sierra de Francia? Seguro que no… y todos ellos acompañados con la ‘S’ de Calidad de Salamanca.

Esta provincia es eminentemente ganadera ya que cuenta con la cabaña de vacuno más alta de España y de las más elevadas del país en cerdos ibéricos, por lo que la búsqueda de la calidad para competir con otros productos de otras zonas es fundamental, y que todo lo que se produce en la tierra lleve ese sello de calidad que todos los consumidores buscan a la hora de decantarse por uno u otro.

 

Así, Jamón de Guijuelo, Lenteja de la Armuña, Garbanzo de Pedrosillo, vino de la Sierra de Francia, Vino de las Arribes, Aceite de Herguijuela y de Ahigal de los Aceiteros, Hornazo de Salamanca, Carne de Morucha, Ternera Charra, Queso de Hinojosa… y otros tantos que hacen las delicias de todos los paladares.

 

Pero estos productos deben llegar al consumidor aunque tengan un mayor coste económico porque la calidad se paga y hay que hacer ‘patria’consumiendo lo nuestro. Hay que terminar con el consumo de lechazo francés o italiano a mitad de precio, la leche de Francia de peor calidad y bajo precio, los embutidos que intentan copiar sin éxito a los de aquí… y así hasta un largo etcétera que desprestigia el mercado nacional.

 

Y en esto tiene mucha culpa la administración nacional, que permite la entrada de productos de fuera a un precio ínfimo y provocando una competencia desleal con una calidad que no es ni la mitad de la existente en los productos salmantinos. Lo que hay que preguntarse es qué se recibe a cambio de que productos de este tipo perjudiquen a lo nacional, y en este caso a los grandes productos de Salamanca.

 

Esto también provoca que los productores e industriales de la provincia tengan en la exportación una vía de salvación para dar salida a todo lo que con tanto cuidado y detalle fabrican y que muchas veces en Salamanca o España no se sabe apreciar… pero lo que está claro es que la ‘S’ de calidad se paga porque lo vale. Se nos hace la boca agua con solo pensarlo…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: