Chemaok original

In Campo Veritas

Chema Díez
Blog de Chema Díez. Tribuna de Salamanca

ÂżEstá el Gobierno€Ś? Pues no puede ponerse€Ś

Todo hace indicar (salvo sorpresa mayúscula) que en noviembre de 2011 o marzo de 2012, aún se desconocen las fechas, el PSOE abandonará el poder, después de cuatro años buenos y otros cuatro desastrosos. Y digo buenos porque había dinero para despilfarrar y tapar un error detrás de otro. Cuando se acabó la pasta, preguntar por el Gobierno y que se pusiera al teléfono, era una auténtica utopía.

Pero este blog se encarga del campo, de la agricultura y la ganadería y de los agricultores y ganaderos que a buen seguro le dan un suspenso al Gobierno como España de grande. Empecemos por el principio.

Allá por el lejano 2004, el presidente del Gobierno decidió nombrar ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación a Elena Espinosa, tan desconocida como incapaz de defender los derechos de los profesionales del sector, por lo que Zapatero dio muestras, una vez más, de lo poco que le importaba y le importa el campo.

No obstante, y tras recobrar el PSOE la confianza de la mayoría de españoles en 2008, el señor Zapatero la volvió a liarla, esta vez suprimiendo el Ministerio de Agricultura y creando a su vez el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), que aún intento comprender qué función tiene.

Pero para más inri, siguió confiando en la otrora €˜señora del MARM€™, Elena Espinosa, que en seis años al frente de esta cartera, fue incapaz de conseguir algún beneficio para España en Bruselas; es más, cada vez que acudía al Consejo europeo, España salía perdiendo en materia agroganadera. No supo defender la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC), ni tampoco la gestión de los recursos para los profesionales españoles ni en sanidad, ni en agricultura, ni en ganadería.

Llegó octubre de 2010 y Zapatero (tardó 6 años en darse cuenta) destituyó a Elena Espinosa, que será recordada por ser la peor ministra de la historia en este sector, evocando de nuevo la figura de la malograda Loyola de Palacio, que tanto luchó por el sector con ideas y predisposición. Así, Rosa Aguilar (comunista de pro) tomó el testigo de la €˜señora del MARM€™ y con ella llegó de nuevo la esperanza, que se ha ido diluyendo como un azucarillo porque tampoco ha cumplido las expectativas y parece un parche más del ya maltrecho y estropeado gobierno de Zapatero.

Solo le preocupa lo verde, lo social y lo que se vende bien al público, sin darse cuenta de que detrás de sus caprichos están miles de agricultores y ganaderos que sí se merecen una representación digna (otros solo protestan en el bar, esos no) y debió luchar más por la defensa de los intereses de la PAC y para que los 7.000 millones de euros no se escapen.

Pero sobre todo para que se apueste por el futuro del campo, porque los jóvenes quieran heredar la profesión de sus abuelos y padres y no cejen en su empeño porque vivir del campo ya no es rentable. Quizá las políticas deberían ir encaminadas a este aspecto y no en regalar ayudas porque sí y seguir €˜chupando€™ de €˜papá estado€™. Así no.

Pero parece que el Gobierno, ausente durante los últimos cuatro años, aún no se ha dado cuenta. Da igual que se pregunte por él una y otra vez, porque no va a contestar; está y ha estado muerto y está dejando morir al campo, aunque no haya conseguido rematarlo. Por suerte.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: