Silueta felix fuente original

Ilusionados por la política

Félix de la Fuente

Europa y España a la deriva

Deriva detail

Hace unos meses dije que el Mediterráneo era el cementerio de Europa, tanto en sentido literal como en sentido figurado, es decir no sólo por las muchas vidas de refugiados y emigrantes que “nuestro mar” se estaba cobrando sino porque al mismo tiempo se estaba (mejor dicho, algunos estaban) enterrando o “enaguando” la idea de Europa, que en términos de paz y de bienestar no sólo es el logro más importante del siglo XX sino probablemente  de toda la historia moderna.  La avaricia de las mafias y la desidia de nuestros políticos españoles y europeos están trabajando a destajo en este campo.

Pero la negra historia de los refugiados nos ofrece, además, otra imagen que responde a la realidad de Europa y de España: una barca a la deriva. No es una casualidad lo que nos está ocurriendo en Europa. La espalda que Europa está dando a los refugiados es esa misma espalda que viene dando desde hace tres décadas a los ciudadanos. Hemos creado una Unión Europea del Gran Capital, de los grandes acuerdos comerciales que permiten explotar tanto a los ciudadanos de los países emergentes con sueldos bajos, como a los ciudadanos con la amenaza y el fantasma de la deslocalización. La UE, que fue la iniciadora de la globalización como una forma de entendimiento entre los ciudadanos europeos, ha sido víctima de la manipulación de su idea por parte del gran capital.

 

El mal de España es el mal de Europa y viceversa. Y el remedio tiene que ser el mismo.  Los mismos políticos que gobiernan o vienen gobernando  la UE son, con pequeñas diferencias, los mismos políticos que vienen gobernando a España. El mal no está en España, ni en Europa, ni tampoco en las autonomías. El mal es esa pandemia que afecta a toda Europa, con pequeñas diferencias que se llama partitocracia o dictadura de los partidos. A Europa y a España le faltan líderes, porque los partidos políticos nos imponen unos jefes de filas mediocres o nulos. Son los partidos políticos los que han secuestrado a Europa, porque en una Unión política ellos perderían poder y protagonismo y en una España de los ciudadanos los partidos políticos no podrían imponer a sus jefecillos de turno. ¿Creéis realmente que los ciudadanos españoles, portugueses y franceses, p.e., no llegaríamos a entendernos y superar los complejos nacionales, si no intervinieran los políticos? ¿Creéis que los ciudadanos que vivimos en Cataluña no lograríamos entendernos entre nosotros mismos y con los ciudadanos del resto de España, si no intervinieran los intereses partidistas de tanto vividor de la política?

 

Los nacionalismos, que van en aumento en toda Europa, se están convirtiendo en xenofobia. Y queremos superar la mal de la extrema derecha,  con medidas discriminatorias entre ciudadanos de primera  y ciudadanos de segunda –los no-nativos, los emigrantes, los sin-papeles- culpando a estos ciudadanos de segunda del mal de Europa. Es decir queremos combatir la auténtica xenofobia con una “xenofobia light”.

 

Europa y España a la  deriva: capitán ha abandonado el barco o el barco está en manos de capitanes inútiles. Hemos descendido muchos grados de bienestar social y muchos grados de democracia y nos estamos acercando a unos enfrentamientos peligrosos entre partidarios de más Europa y euroescépticos.   

 

Seguirá. “El hundimiento de Europa: Turquía en la UE”

 

Félix de la Fuente Pascual, Presidente de CILUS – Ciudadanos Libres Unidos

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: