Monaguillo original

Gazpacho y Cilicio

David Monaguillo
Blog de David Monaguillo. Autor de Pecados del Monaguillo.

Pa-Ta-Ta

Patata detail
Hace un par de semanas, en aquel famoso post sobre Halloween que tantos disgustos causó a esas señoras, que me acusaban de jugar con sus ilusiones y las de sus niños, os hablaba de las cosas que realmente a mi me daban miedo; pero parece ser que algunos os quedasteis con ganas de más y me   pedisteis que ampliara alguna de ellas de forma individual.
   Quizá la que más controversia causó, fue la referente a la fotografía gastronómica y en concreto, a los derroteros que está tomando actualmente – a nivel blogger- , ya que da la sensación de que estamos usando como referencia, a una serie de publicaciones extranjeras, en las que prima más la estética que la ética y esto está llevando a algunos, al punto de pensar en las recetas, como el complemento perfecto para que luzcan sus vajillas/cuberterías y no al revés como sería normal.   Atrás quedaron aquellas fotos con macros potentes, donde el dorado del cochinillo te hacía guiñar un ojo con sus destellos, o donde las lascas del bacalao, a duras penas aguantaban el tipo, antes de que con un simple toque de tenedor, se desmoronaran delante  de tus ojos como un edificio en ruinas.

De otro siglo también parecen las fotos aéreas, que por momentos me recordaban a aquellos tiempos en los que la tele se quedaba sin emisión y colocaban las famosas vistas de Toledo. Aunque eso se hacía con el único objetivo, de que todos los elementos del plato cupieran en la imagen y no como ahora, que la gente se sube a la escalera - tipo la cabra de los gitanos-  para que la cuchara “de oro”, que queda atrapada en un fango de calabaza con picatostes, brille como Excalibur.
 

Hoy en día, quien más y quien menos tiene su caja de luces, su trípode y 3 seguratas, o en su defecto una orden de alejamiento familiar, para que nadie se acerque al plato a menos de cinco metros. Una vez hecho el “click” y como no podía ser de otra forma, la foto requiere una pasadita de Photoshop, para que aquella chuleta mediocre y pasada de punto, termine sonrosadita y entreverada y que de esa forma, pueda protagonizar al más puro estilo Belén Esteban de marca blanca, la próxima portada del correspondiente blog.
 

El problema, como siempre, llega de la mano de los que se pasan con el bisturí; y es que hay mucho adicto al quirófano y al igual que algunas estrellas del rock estaban empeñadas en cambiarse el tono de piel, quitarse los pellejillos colganderos e incluso quedarse sin nariz, ellos cualquier día nos presentaran, los calamares “sin su tinta”, los torreznos naturhouse y el arroz de marisco sin marisco ( creo que lo llaman palitos de cangrejo).  

Y por supuesto, una sociedad que justifica el sujetador/calzoncillos con relleno o los leggins push up, - porque la imagen es la que manda-, no podía tener escrúpulo alguno a la hora de utilizar mil y una artimañas, para que  a nivel más profesional, el cliente quede totalmente satisfecho; así que no se lleven ustedes las manos a la cabeza si escuchan por ahí, que le dan una mano de glicerina o de vaselina a los alimentos para que brillen o que los helados son realmente de puré de patata tintado.
 

Para mí, una buena foto debe tener como único origen, un plato que no solo te puedas comer, sino que te ponga cachondo como un mono y te haga babear, hasta el punto de cortar la sesión para decirle hasta aquí hemos llegado y ahora te empotro contra un currusco de pan.  Esas imágenes ideales y moñas, como de fiesta de graduación norteamericana,con manteles de colores, globos y lacitos, lo único que me producen son ganas de volcarle la ensaladera llena de ponche encima.
 


Por una foto real YA....   Amén  
Twitter: @DavidMonaguillo email: pecadosmonaguillo@gmail.com

Comentarios

X-BASS 29/11/2012 13:49 #8
Joder que hambre, pasadme un carrete...
X-BASS 29/11/2012 13:49 #7
Joder que hambre, pasadme un carrete porfa...
misscocina 28/11/2012 14:12 #6
Cuanta razón!!! pero cuanta falsedad también, que al final estas puestas en escena van y ganan premios... en fin, esto como en la moda, las delgadas se ganan el paraíso, luego las tiran al fango y al final triunfan las Barbies..... que sociedad....
Isa 16/11/2012 14:10 #5
Hace un tiempo decidí abrir un blog de recetas, más que nada, para que mis hijos tuviesen a mano las recetas que puedan necesitar. Y así sin más pretensiones..... pongo en él lo que se come en casa; si que he dedicado más tiempo al estilismo, pero no paso por el "retoque" de fotos; si es bueno para mi familia es bueno para todos. Me preguntan: ¿Pero todo os lo comeis después? Pues claro........ yo no cocino para hacer fotos. ¡Creo en la cocina honesta!
Fran 16/11/2012 13:51 #4
Pues esa puede ser la razón por la que algunas de mis fotos no tienen la pinta que me gustaría que tuvieran: que no las paso por el Photoshop. Tal y como sale de la cámara (hago 3 o 4 y me quedo con la que a mi parecer ha salido mejor) la pongo en la receta. <a href="http://qurico.blogspot.com" keywords="recetas de cocina">Mis rectas de cocina</a>
78marijose 16/11/2012 12:40 #3
Amen... Que luego haces recetas de algún blog y todo parecido con la foto es mera ficción (además de ser incomibles en algunos casos...). Yo ni papa de fotografía, lo reconozco, así que fotos sencillas en las que se ve la comida. Sigue así, majete.
Paula 16/11/2012 11:24 #2
joder, cuanta razón, por fin un bloguero que dice las cosas claras...
yo 16/11/2012 09:53 #1
....hasta aquí hemos llegado y ahora te empotro contra un currusco de pan.... ¡¡¡¡LO DICE TODO!!!!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: