Monaguillo original

Gazpacho y Cilicio

David Monaguillo
Blog de David Monaguillo. Autor de Pecados del Monaguillo.

La burbuja blogger...

Mucho se ha hablado estos últimos años del pelotazo del ladrillo, de la burbuja inmobiliaria, pero no son los únicos ejemplos €“ aunque a otro nivel claro está €“ de gente que hace al agosto a costa de algunas mentes incautas que duermen a pierna suelta, dejándose llevar por ídolos de barro a los que tienen que adoran a toda costa porque €œson tendencia€, o más triste aún, porque su competencia se les adelantó y ellos no quieren ser menos - eso es llegar tarde y mal -. Estoy hablando del fenómeno blogger.

La corriente actual es la de vendernos como valores en alza, líderes de masas o prescriptores de opinión, algo muy bonito, muy altruista y que realmente en algunos casos es cierto - aunque haya profesionales a los que les joda horrores -, pero en otros muchos está terriblemente alejado de la realidad, hasta el punto llegar a la broma de mal gusto, cuando me intentan vestir de €œHeidi Klum€ a una choni de barrio.

Así que de los mismos creadores del film €œPon un CM en tu empresa€ y de €œEstando en las redes sociales petarás tu negocio€, ahora llega a sus pantallas €œApadrina un blogger gastronómico€. Las instrucciones de uso son bien simples, busca uno de confianza, tenlo en palmitas y que no le €œfarte de na€, porque el hablará bien de ti y te venderá como la excelencia hecha €œempresa€, pidiendo por ello muy poco a cambio; y es por eso que me he decidido a escribir este artículo, porque me duelen los ojos de ver como algunos se parten la cara por defender ciertas cosas cosas €“ tipo jóvenes militantes de partidos políticos en redes sociales €“, intentando justificar lo injustificable, limitándose a transcribir lo que les €œdictan€ - como niños buenos y sin rechistar-, y diciendo a todo €œsí mi amol€, sin pararse a pensar que ante todo debe primar siempre la cordura, el propio criterio y no dejar nunca de ser fiel a uno mismo, para lo demás Mastercard.

Está claro que ambas partes salen beneficiadas €“ en principio €“ de este tipo de acuerdos, pero a la larga terminarán explotando, porque no creo que haya €œmercado€ para todos y porque muchos posts o mensajes en redes sociales llegan precedidos de un rechinar de dientes.

Además en ocasiones se da la circunstancia, de que demasiados de esos prescriptores coinciden en un evento y lanzan al mundo 2.0 el mismo mensaje, en el mismo momento y prácticamente con las mismas palabras, por lo que el receptor final termina con una sensación de empacho/saturación €“tipo escuchar un disco de música en francés -. Y tan contraproducente es la carencia de información -publicidad- como el exceso de la misma, por eso hay que saber medir, hay que controlar quien y como contará las cosas, quien puede ponerle un poco de humor, quien se limitará a hacer un copy&paste y sobre todo quien le dará una visión distinta y propia a tu producto/negocio, porque a la postre Âżde eso se trataba verdad?

Aunque parece ser que algunos empiezan a ver la luz, porque una de las sorpresas con las que me he topado últimamente, es la de un par de community managers preguntándome si podría recomendarle gente interesante para llevar a sus eventos, porque según sus jefes están un poco cansados de ver siempre las mismas caras; y aunque os choque y os pueda sonar un tanto incendiario, esto es algo de sobra conocido por muchos, comentado por muy pocos y por supuesto, solamente en petit comité, pero !está pasando!

Situaciones puntuales -Âżquizá? - como estas, unidas a negocios que no van bien y al desconocimiento que muchos empresarios/agencias tienen acerca de este universo 2.0 -en el que piensan que todo vale-, me llevan a recapacitar sobre el tamaño de esta burbuja blogger, su fecha de explosión y yendo un poco mas allá, sobre los supervivientes, que por suerte o por desgracia, intuyo que serán los que mejor hayan sabido manejarse en las trincheras y no en los fogones.


Twitter: @DavidMonaguillo
email: pecadosmonaguillo@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: