Monaguillo original

Gazpacho y Cilicio

David Monaguillo
Blog de David Monaguillo. Autor de Pecados del Monaguillo.

Ajustados

Ayer mismo se procedía al €œalumbrao€ oficial de una de esas €œnuevas acciones€ comerciales €“en este caso amparada por la Asociación de Hostelería de Valladolid y bautizada como €œLos jueves !de tapas!€-, que busca incentivar el consumo y ofrecer un aliciente extra para que toda esa clientela ávida de nuevas experiencias salga de su casa, rompa con la rutina y en definitiva se de cuenta de que otro concepto de negocio es posible.

Entrecomillaba lo de €œnuevas acciones€, porque esto ya se está convirtiendo en costumbre €“muy sana por otra parte€“ y no es más que una réplica de exitosas campañas desarrolladas en otras ciudades como Vitoria o Pamplona. El €œmeollo€ de la cuestión es ofrecer una consumición €œdigna€ a un precio de crisis €“en este caso 2‚Ź-, pero de crisis de verdad, sin letra pequeña, sin cara B, sin €œhablame del mar marinero€; de nada sirve recortar precios si con ello estamos bajando calidad y en esto englobamos los tres ejes fundamentales de cualquier servicio correcto -comida, bebida y servicio-, cosa esta última que muchas veces se tiende a pasar por alto, cuando hay pocas situaciones tan desesperantes como no ser atendidos en un tiempo €œaceptable€...

Está comprobado que la crisis obliga a que algunos negocios se replanteen sus políticas y el mero hecho de que 63 establecimientos se junten simplemente para unificar precios, apostando por algo distinto así lo demuestra; y desde luego, viéndolo desde el punto de vista del cliente, no puede traer más que beneficios...

Pero hablando de comida, Âżqué es lo que entendemos por un buen pincho? ÂżQué debemos exigir? Âżhemos vivido engañados durante todo este tiempo? Âżestamos provocando un golpe de estado ante la dictadura del todo vale?€Ś Estas son algunas de las preguntas que mucha gente se hace debido a la diversidad de ofertas y a la falta de uniformidad en el concepto; y por eso no estaría de más recordar algunos de los principales estereotipos de €œbarra€ que dentro de poco podrían estar en peligro de extinción, por falta de clientela o problemas en la €œlinea sucesoria".

En algunas ciudades la tapa suele incluirse en la consumición y aunque eso nos haga pensar que nos la están regalando, nada mas lejos de la realidad y debemos de exigirle ciertos mínimos; dentro del €œtapagratis€ nos encontramos muchas variantes, por un lado está el local tipo kiosko, que te sirve dos patatas fritas -de bolsa- con más grasa que el palo de un churrero, aceitunas antimateria que salen de latas donde debe haber algún agujero negro o un puñado de cacahuetes como si fueras un mandril; un poco por encima se encuentran los de la ensaladilla rusa tapizada con un fondant de mahonesa, las alioli cuya superficie parece la Sábana Santa o esos boquerones con un peluquín de perejil a los que podrías poner nombre, porque se mueven menos que el público de María Dolores Pradera.

Por otra parte está el concepto de los pinchos que juegan a ser auténticas medias raciones y que te hacen plantearte seriamente el margen de beneficio que manejan otros locales cuando te sirven recetas similares; evidentemente no puedes ir buscando elaboraciones complicadas, ni manejos extraños de producto, pero lo cierto es que hay un público muy numeroso que se queda con el hecho de tomarse 3 cañas y salir comido, y en eso estos locales son imbatibles, aunque salgas ciego de hidratos carbono y pidiendo a gritos un bote de sal de frutas...

Por último y con el futuro más negro aún, veo a algunos gastrobares mal entendidos, en los que se olvidan de que el objetivo principal siempre ha de ser una satisfacción plena en todos los sentidos y que tus clientes no se pueden ir de allí con la sensación de haber simplemente merendado, cuando en la cuenta se refleja una bacanal romana...

Y como se me termina €œel folio€ lo dejo ahí, no sin antes desearles toda la suerte del mundo en esta nueva iniciativa y esperando que muy pronto más ciudades se sumen a la causa, porque a la postre lo que triunfa es la diversidad, sentir que algo se mueve, y cuantas más opciones nos den, será más fácil que las mariposas revoloteen por nuestro estómago...

Twitter: @DavidMonaguillo
pecadosmonaguillo@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: