Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

¿Qué pasaría si…?

¿Si Alberto Contador fuera francés y le hubieran condenado sin pruebas? ¿Si su historia del solomillo de Irún no pareciera, cuando menos, estrambótica? ¿Si los carniceros de la frontera vasca se hubieran revuelto contra él reclamándole daños y perjuicios? ¿Si, en realidad, fuera inocente? ¿Si, quien le ha sentenciado, tuviera algo de dignidad para hacerlo? ¿Si el TAS, que es quien le ha sentenciado, hubiera juzgado el caso de los trajes de Camps y un jurado popular hubiera hecho lo propio con Contador? ¿Si, en busca del espectáculo televisado, no obligáramos a los mejores ciclistas del momento a protagonizar barbaridades que ningún físico puede aguantar?

¿Qué pasaría si la justicia fuera justa? ¿Si la razón estuviera siempre del lado del que la tiene? ¿Si la gente no se vendiera por un plato de lentejas pasadas? ¿Si los robots, en vez de emplearlos para quitar puestos de trabajos en las líneas de producción de las grandes fábricas, pudieran ser utilizados para vestirse de juez e impartir justicia? ¿Qué pasaría si en ese caso, las sentencias fueran justas y no como sucede en demasiados casos?

¿Qué pasaría si un ministro del ingenuo ZP hubiera hecho una broma sobre la próstata del general Franco? ¿Si un ministro de la todopoderosa Merkel hubiera contado un chascarillo sobre la hernia de hiato de Hitler? ¿Si la simpar Sinde hubiera utilizado un falso documento, a sabiendas, para cambiar el nombre de una asignatura cualquiera? ¿Si las ocurrencias de antaño fueron las lúcidas reflexiones del presente? ¿Qué pasaría si supiéramos que con estos, tampoco?

¿Qué pasaría si me creyera que el ministro de Economía le va a bajar el sueldo un 70 por ciento a su antiguo jefe? ¿Si yo cobrara en mi vida lo que el señor Rato en el primer trimestre del año pasado? ¿Si el presidente de España hablara con sus homólogos sin intérprete? ¿Qué pasaría si el primer partido de la oposición se hubiera renovado como se lo han demandado los cinco millones de personas que les dejaron de votar? ¿Si los políticos no fueran profesionales de esto? ¿Si en su carnet de identidad figurara una profesión conocida? ¿Si los medios de comunicación  no les dieran la cancha que en ningún caso merecen?

¿Qué pasaría si un invierno de estos hiciera un calor de mil demonios? ¿Si regresáramos a la rasca de los tres pares de narices y dejásemos la ola de frío siberiana para los que en verdad la sufren? ¿Si no nos sorprendiéramos porque en invierno los grajos suelen volar bajo y porque en Salamanca nunca, o casi nunca, nieve, y menos, mucho menos, a gusto de todos?

Y, sobre todo y lo más preocupante del asunto, ¿qué pasaría si nos cargáramos de una vez tradiciones como la de las Águedas?


DESAPUNTES

-    Los Ovalle: Mi padre y los demás vecinos de Garrido ya no saben hacía dónde mirar en los cruces entre Cortes de Cádiz y Los Ovalle y las calles circundantes. Antes, para un lado, un rato, para el otro y ahora, vuelta al primero. Izquierda, izquierda, derecha, derecha.

-    Sólo para atléticos: ¿Qué diablos hacía Futre entre esa gentuza del Frente Atlético?

CONTRA LA PARED

Pintada calavera rana cámara

Yo tampoco sé dónde está la cámara y eso que en mi ciudad andan por todas partes. La nueva versión de la rana de la Universidad, un batracio, en cierta manera, también reportero como aquel otro aunque, imagino, menos dicharachero.

MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA… O A CASTELLÓN

 

Como con casi todo lo bueno, también he llegado un poco tarde para disfrutar de Sidonie. Es éste, por lo tanto, el tiempo de la venganza. Por definición, me gustan los grupos que no suenan en las radiofórmulas de la promoción pura y dura y, especialmente, aquellos que pueden hacer discos y canciones completamente diferentes. Aquí, dos ejemplos. Arriba, la fantástica y emocionante “Por ti”, escuchada en el único bar al que voy cuando me aburre el de mi confianza plena. Debajo,  la nueva, potente y psicodélica “El bosque” con su nuevo, potente y psicodélico vídeo. Un lujo.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: