Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Pom, porrrrrrrón, pom, porrrrrrrón

Piiiiiii, pi. Pippipiiiiipi. Pom, porrrrrrrón, pom, porrrrrón. Semana Santa, en fin. Visto que últimamente es hablar de Pasión y abrirse los cielos y caer agua, abogo por una semanita santa cada mes, al menos de septiembre a junio. O en su defecto por apasionarnos todos en busca del agua perdida. Desde antiguo, vírgenes y santos se exhiben en pos del líquido elemento. Por algo será.

Voy a intentar, por enésimo año consecutivo, sobrevivir a extemporáneas demostraciones de fervor religioso, ataques temporales de piedad y compasión y fariseas imposturas de pecadores compulsivos en su semana libre. No se me enfaden. Quien se dé por aludido ya sabrá por qué lo hace. Quien no, quien sienta la Semana Santa de manera sincera y espiritual, que la disfrute. Solo faltaba. Estamos como para reprimir sentimientos. Lo único que, por ahora, no nos han intervenido.

Escribí alguna vez, y lo repito porque a mis años se me van acabando ya las ideas, que la Semana Santa de mi ciudad, monumental, bellísima, esplendorosa, me empezará a ganar como cliente el día en el que algún monumental, bellísimo, esplendoroso paso salga, llegue o transcurra por el barrio de Puente Ladrillo. Repaso este año los recorridos en busca de la buena nueva y, mecachís, tampoco tengo suerte esta vez. Hasta que esto no cambie, me tendré que conformar con intentar explicar de manera comprensible a mi amigo japonés qué es exactamente esto de las procesiones y de la Semana Santa. No se preocupen que lo conseguiré, aunque sea justo antes de que tenga que contarle el origen del hornazo del Lunes de Aguas. Fue precisamente mi amigo japonés, iluso y un poco rojazo él, el que me hizo el otro día una de esas preguntas para las que resulta imposible buscar convincente contestación. “Si tan mal va este tu país, si os van a obligar a aprender alemán en las escuelas, si os van a quitar eso tan raro que me explicaste un día de los puentes, si el día de la huelga general estaba tan mal visto por aquello de la pésima imagen a nivel internacional, si todo esto es así…”, se detuvo mi amigo japonés para respirar y preguntar, “¿cómo es que ahora cerráis el país durante cuatro días?”. Qué incómodo es el silencio.  

Asisto, perplejo, a la contemplación de lágrimas humanas por las que caen del cielo en forma de necesaria lluvia. Me cuesta comprenderlas, las envidio en cierta manera si quieren, pero imagino que para muchos será igual de complicado comprender por qué me emociono con los goles del Atleti a estas alturas del curso. Intentaré, en fin y como acostumbro, huir de mi ciudad, al menos un rato. Que ocupen mi lugar visitantes en forma de euro. Y que recen por mí… si se acuerdan de cómo se hacía.

 

DESAPUNTES

- El año que malvivimos peligrosamente: Descensos en los presupuestos para 2012: Investigación y Desarrollo -34%, Cultura -15%, Becas -11%, Empleo -21%, Vivienda -31%, Violencia machista -21%, Ayuda exterior -65%... Y así con  todo. ¿Con todo? No, con todo, no. Casa Real -2%. Siempre ha habido clases.

- En la hora de las alabanzas: Falleció el genial Mingote. Así lo sintió el más grande entre los grandes. http://cultura.elpais.com/cultura/2012/04/03/actualidad/1333453455_087775.html

- Unión: 15 días para certificar la desaparición de la Unión Deportiva Salamanca. Como si son dos semanas.

- Sólo para atléticos: Y vuelta la burra al trigo con el Kun Agüero. Once de cada diez dentistas entrevistados certifican que algunos suegros son perjudiciales contra la salud.                           

CONTRA LA PARED

Pintada perro, Salamanca 

El perro de la pintada, pobre, tiene sentimientos. No así muchos dueños, guarros, que dejan que algunos de sus amiguitos vayan haciendo sus cositas por cualquier lugar.


MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA… O A CASTELLÓN

 

Tengo tanto tiempo libre para navegar por Internet que el otro día me encontré con  esto. “Los amantes” se hacen llamar. Rock pegadizo, sin más ni más, del de toda la vida. Si a alguien le suena la cara de la cantante que eche su memoria dos décadas atrás y que recuerde esto otro. Sí señores, es ella. La misma que vestía, poco, y calzaba.

Y entre medias, además, esto.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: