Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Para todos, la pública

Escucho bajo mi balcón los gritos de la muchachada en huelga. Les miro, perspicaz, y no veo demasiado peligroso vago y maleante entre la multitud. Alguno sí, pero también hay de esos en el Congreso y nadie dice nada. Algún pelo largo se escapa, pero muchos de ellos bien podrían pasar el cásting de las juventudes de algún partido político de repetida consonante. Escucho proclamas políticas. Lógico. Lo curioso hubiera sido que en la manifestación contra los recortes en Educación, se hubiera aprovechado para festejar los últimos triunfos del equipo del alma. No, no se trataba de eso, sino justo de lo otro.

Se protesta por los recortes en Educación. En la Educación pública, por descontado. Sólo faltaba. Y ahí, qué quieren que les diga, me pongo al frente de la pancarta. Mientras, por solo poner el primer ejemplo que se me viene a la cabeza, siga existiendo el Senado, no habría por qué tocar ni un solo euro en la enseñanza pública. Mientras, por poner el segundo, los sueldos de algunos representantes públicos sean los que aparecen en la imprescindible web http://www.sueldospublicos.com/, menos. Mientras, acabemos ya con el tercero por Dios, de donde no hay, se pueda seguir sacando dinero para sanear bancos especuladores y tramposos, mucho menos. Ya saben, demagogo convencido que es uno.

Doble, y obvia, consecuencia del sangrante y ya inevitable recorte en Educación. La primera, lógica, infancia y juventud peor formada. Probablemente, siga sin interesar demasiado que la gente piense. Con menos dinero, menos facilidad para discernir, para criticar y también para emprender. La segunda consecuencia, más malvada si cabe. Menos recursos para la educación pública, luego más opciones para la privada y para la surrealista concertada. De cajón. Insisto en mi ya manido planteamiento: ¿Cómo voy a llevar a mi hijo a un colegio que se cae, que tiene 40 alumnos (de 10 nacionalidades diferentes) por clase, que no tiene calefacción, que no ofrece el necesario apoyo para mi niño con dificultades, etcétera, etcétera, etcétera… cuando a dos pasos tengo otro con doble financiación, doscientos campos de baloncesto, veinte chavales por aula, actividades extraescolares sin razonable final y, en ocasiones, capilla a todo tren? Y que conste que todo lo anterior se lo debemos a un gobierno dicen que socialista, que sinceramente no sé en qué estaba pensando cuando interpretó aquel fantasmagórico concierto en mí menor.

Y, ¿qué decir de las universidades? Tampoco en esto, como con los pisos, hemos sabido pinchar la burbuja en condiciones. En esta pasada década ominosa hasta el barrio de Garrido pensó en tener su propio campus independiente. En aquel tiempo, en el depósito de la Chinchibarra planeaban poner las prácticas de Ciencias del Mar y en el parque de Würzburg, una optativa de Ecología de hongos. Ante tal desmán, la interesada tijera. Antes de deshacer errores y de priorizar necesidades, mucho antes de todo eso, subamos tasas hasta hacer imposible el acceso a la educación superior o hasta igualarla, casi, casi, con la patrocinada opción privada, multiplicada también ahora como los hongos de antes. Para que en caso de duda, sea más sencillo elegir. Las puntadas y los hilos, ya saben. 


DESAPUNTES

- Deuda odiosa: Otro programa imprescindible, y van… de “Salvados”. Descarnado retrato de la crudérrima realidad de Grecia. Los griegos entrevistados creen que seguimos su mismo camino y de toda la vida allí han sido muy listos. El concepto “deuda odiosa”, del preclaro profesor Olalla, interesantísimo. “No se está obligado a pagar una deuda contraída contra los intereses de la nación y con conocimiento pleno del acreedor”. Blanco y con asas. Verde y en botella. Era así, ¿no?

- Oído en la redacción: Particular competición: ¿A ver a quién se le acaba antes el sabor del Trident de menta? Gané. 

- Final: Habrá pitos el viernes en la final de Copa en Madrid. Su ridícula censura evitaría conocer la verdadera pluralidad de este país nuestro que aún algunos llamamos España. Dice Aguirre que, de haberlos, se debería suspender la final. Bobás. Porque el Rey no irá, que de ir, una buena pitada sí se merecía. Luego podríamos pedir perdón con las once palabras mágicas y todo arreglado. Yo lo único que pido es que me dejen bien el Calderón que, por ahora y Peineta mediante, no tenemos otro.

- Sólo para atléticos: Si alguien nos ha de ganar que sea el Niño en Mónaco el próximo 31 de agosto en la Supercopa de Europa. A él, llegado el caso, tampoco le importará demasiado perderla.


CONTRA LA PARED

Confirmado: Hay obsesión perruna en las calles de mi ciudad. El último rastro observado por el curioso mirón tiene un contador por hocico. Cosas de Garrido.  

Pintada perro, Garrido, Salamanca


MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA… O A CASTELLÓN

http://www.rtve.es/alacarta/videos/los-conciertos-de-radio-3/conciertos-radio-3-fabian/1410926/

“Hay hombres que deciden su destino. Hay hombres que deciden esperar”, canta el grandísimo Fabián en una de las canciones que forman parte de este imprescindible mini concierto para Radio 3 y Televisión Española. Una delicia auténtica. La seguridad absoluta de que sería eliminado a las primeras de cambio en operaciones triunfo o sucedáneos diversos, me reconcilia con la condición humana. Con mucho, de lo mejor de León, después de la cecina y del Valle del Silencio.  Envidio, sinceramente, al que aún no conozca sus canciones porque todavía tiene la oportunidad de descubrir algo maravilloso en http://www.fabiandc.com/p/todas-las-canciones1.html.

Y de propina, una sorpresa más. Detrás de Bigott se esconde un fulano de Zaragoza que está, como poco, descerebrado. Maravillosamente descerebrado, me atrevería a decir. Su último disco se llama, ahí queda eso, “The orinal soundtrack”. Su concierto de hace un par de años en el Teatro Lara de Madrid, que aparece junto a estas líneas y del que recomiendo visión completa y comansi, está muy cercano al colosal desparrame. Dice que canta en inglés “para no entender mis tontadas”.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: