Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

Ducados rubio

El duque no cabía en ese coche tan pequeñito. Los altos no cabemos en cualquier auto; sufren, especialmente, nuestras rodillas. Se pasó de utilitario. No era necesario. Queda chusco que los que nadan cada día en la abundancia desciendan al terrenal lugar de los mortales para convertirse momentáneamente en uno más de nosotros. Reservemos nuestro derecho de admisión, uno de los pocos que nos quedan.

Declaró el duque en fin de semana. Imagino, envidia me da, que no trabajaría en día de descanso desde que goleaba con el Barça de balonmano. Era muy bueno. Zurda de oro. Me gustaba mucho más que ahora. Qué manía les ha entrado a estos presuntos de Mallorca con no respetar las fiestas de precepto. Escucho que es porque muchos abogados de la causa viven en Barcelona y así se pueden desplazar hasta las islas durante el fin de semana sin perder el pastizal del turno laborable. Así abrimos los juzgados en días de descanso y gastamos dinero en pagar horas extras al personal de turno. Total, todavía nos sobra lo que aún no se han llevado.

Poca pena me da el duque enjuto. Ninguna, me atrevería a decir. Ni su sudor, ni su aprendido discurso, ni sus veintipico horas declarando. Dicen que el juez le hizo 500 preguntas. Me imagino en su lugar y a la 263, me rindo. Me declaro culpable de la muerte de Manolete y del asesinato del pianista de Pizarrales. Ten amigos para esto, debió pensar el tal Diego Torres cuando supo lo que decía de él su antiguo socio. Entre la amistad y el dinero, lo segundo es lo primero. Algo no cuadra en la declaración del duque, dicen. Lo interesante sería saber exactamente qué es lo que cuadra de todo lo que dijo. Fundación sin ánimo de lucro, dieron en llamar a aquello suyo. Échense a temblar. Luego querrán que nos fiemos. De la boca, seca, del duque, salen nombres de políticos, unos en activo, otros en pasivo. Está tardando el señor juez en llamarlos a declarar. Era nuestro dinero. Era.

Eso sí, nunca le agradeceremos lo suficiente al duque el hecho de que sepamos situar Belice en el mapa. Desafío de país para mí, consumidor compulsivo de mapas, incluyo los de metro, y atlas de todo y condición. Belmopán, supe de pequeño que era su capital. Lo intento cada día, pero no se me olvida. Tampoco la de Brunei, Bandar Seri Vegawan, que venía al lado en la lista de países raros. Nada me hizo tanto daño como la disgregación de la antigua URSS. Siempre dudo entre las capitales de Tayikistán y Turkmenistán. ¿Para cuándo Españistán? ¿Qué fue de Chiquitistán?

Admitió el duque que su suegro le dijo que dejara de ser malo. Me dice eso mi suegra, santa por otra parte, y me echo a temblar. Mi ambición personal nunca será suficiente para renunciar a ese pacharán casero. Claro que, bien pensado, por 300.000 euros en las islas Caimán, puede que hasta me pasara al Zoco. Uy, uy, que no, que no, que me estoy perdiendo. Todo lo malo se pega. No hay dos sin tres, decían a la entrada del duque los imaginativos manifestantes mandados imagino, como todo pancartero que se precie, por el incansable Rubalcaba. A la República, creí entender que se referían. La penitencia de casarse con plebeyos. De fuera vendrán…

DESAPUNTES

- Oscars: Si en los Goya le dan los premios más destacados a una película muda y en blanco y negro, ¿qué no hubiéramos dicho?

- Nos siguen provocando: El último escándalo de lo que se hacía con la ayuda a la Cooperación en la Generalitat Valenciana es la vieja historia del mundo. Pedían dinero para proyectos en Nicaragua y los euros iban para la compra de inmuebles en Valencia. Insistiré hasta la saciedad: No es una crisis, es una estafa.

- Solo para atléticos: No se mereció perder ante el mejor equipo de la historia, pero Messi, como suele ser más que habitual, iba con ellos. El árbitro, para qué engañarnos, también. Vuelve a ser sonrojante que los dos mejores equipos del mundo lloren por las esquinas clamando injusticias arbitrales. ¿Qué tendríamos que hacer, entonces, los demás?

- Solo para alérgicos: Ahhhhhhh…..chis.

CONTRA LA PARED



Últimamente solo oigo a Jiménez Losantos en algunos taxis y casi siempre voy andando. En una pared de mi ciudad, desde hace años piden su libertad en un euskera, cuando menos, cachondo. Entiendo la pintada regular, pero gracia, tiene.

MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA... O A CASTELLÓN



Doble recomendación para la entrega de hoy. Sobre estas líneas, Russian Red, el internacional nombre de la madrileña Lourdes Hernández. Por fin, escuché atentamente su segundo disco “Fuerteventura” y, qué quieren que les diga; pues que me gusta. No para volverme loco, pero todo se andará. Opinen ustedes mismos.

Y aquí, voy, y me repito. El segundo disco de Manel, que ya apareció hace semanas en este mismo blog, es el que más escucho últimamente y cada vez me parece mejor. Para colmo, tienen un arte desmesurado actuando en directo y, más aún, haciendo vídeos. El fantástico de arriba, todo un cortometraje, es solo una muestra más. Cantan en catalán y les entiendo poco, pero mucho peor es entender las letras de Amaya Montero.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: