Fernando rodriguez original original

Garrido is not Spain

Fernando Rodríguez
Blog de Fernando Rodríguez

De mayor

De mayor no quiero ser presidente. Ya no. Antes sí, pero ahora, no. Se adelgaza mogollón, se duerme mal y te quedas sin vacaciones. Haces lo que quieres, sí, pero sobre todo lo que no quieres. Explican fatal lo que haces y tienes que estar pidiendo perdón a todas horas y aclarando malos entendidos a cada minuto. No te entienden ni los tuyos, que los muy suyos son los peores, y los otros no paran de criticarte. Tus amigos ya no son tus amigos y los amigos de tus amigos se hacen íntimos enemigos. Sales en la tele y te peinan mal, te dan un traje de hace dos temporadas. Te hacen preguntas… ¡Tienen cada cosa estos periodistas! y contestas más o menos lo que te da la gana. Te han dicho que los apuros se solucionan con socarronería. La empleas. Al final de tu intervención, los que te iban a criticar te critican y los que tenían pensado aplaudirte te aplauden, aunque ni unos ni otros, los que te han visto, han prestado demasiada atención a lo que has dicho.

De mayor no quiero ser presidente. Te jaquean el Twitter y en Facebook te sacan el perfil malo. No te dejan ir al fútbol ni te dejan leer el Marca entero. Siempre te falta la programación de televisión. Te imitan hasta los malos imitadores. Te haces responsable de las decisiones de palabreros ventajistas y de estómagos desagradecidos. Te hacen la ley e, impasible el ademán, te hacen la trampa. Te salen ojeras. Mejor, las ojeras deciden por su cuenta y riesgo no entrar nunca más. Y sigues adelgazando. Te dan ganas de llamar a Dukan. Lo haces… y tiene restringidas las llamadas entrantes.

De mayor no quiero ser presidente. Te hacen ser mala gente aunque en el fondo seas un trozo de pan. Hablas con gente con la ni siquiera llegarías a la esquina esa a la que habría que dar la vuelta. Para colmo, no los sueles entender. Y ellos a ti, las más de las veces, tampoco. Tienes que calmar a los mercados como un vulgar Ibuprofeno de tres al cuarto. Quitan ese vulgar Ibuprofeno de no sé qué lista y lo tratas de justificar. Con lo que te costó dejar el Paracetamol. Querrías dejar fumar pero no puedes. Querrías seguir prohibiendo fumar pero no te dejan. Te hacen botar.
De niño soñaba con ser presidente...

DESAPUNTES

- Grupo 7: De entre “Blancanieves”, “Grupo 7” y “El artista y la modelo” saldrá la película que representará a España en la próxima ceremonia de los Oscar. Mi voto, como académico que soy, para “Grupo 7” de cabeza. Peliculón.

- Diada: Pese al reflexivo título de este blog, no perdería yo un minuto de mi desordenada existencia en pedir la independencia de Garrido, o sea que imagínense la de Cataluña. Con la que está cayendo, reconozco que hay otras cosas en las que pensar. Ahora bien, tampoco entiendo eso de despreciar sentimientos, mirar hacia otro lado y negar obviedades. Cuando la prima de riesgo se relaje, que se relajará, volverán los otros riesgos. A mí me dará lo mismo, pero me sé de algunos a los que les pillará, como casi siempre, con el pie cambiado.

- Aclaración: En el casino de Las Vegas en el que, hace 4 años, perdí 50 dólares en 4 minutos y 32 segundos, ni dejaban fumar ni había niños.

- Sólo para atléticos: Tristiano está triste. ¿Qué tendrá Tristiano? Nosotros, un trofeo más.

 



CONTRA LA PARED

Seguro que acierto con alguien. Pues eso, lo dicho.

MÚSICA PARA LLEVARSE A UNA ISLA DESIERTA… O A CASTELLÓN

 

 



Seguro que habrán escuchado esta canción en algún anuncio o como ilustración musical de alguna de las pocas noticias que no hablan de desastres económicos. Si es así, les confirmo que yo tampoco me la quito de la cabeza. Si no es el caso, váyanle haciendo sitio. Su autor es un belga de 32 años, criado en Australia, y con nombre de mediocentro del Anderlecht o de gregario del Lotto. Wouter de Backer le llamaron sus padres aunque musicalmente se le conoce como Gotye. Y lo que ha hecho es una auténtica maravilla.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: