Oscar sanchez original original

Frente al muro

Óscar Sánchez Alonso (UPyD)
Blog de Óscar Sánchez Alonso. UPyd Salamanca

`Chapucidad´ y alevosía en el duunvirato PPSOE

El despiporre político en el que venimos desenvolviéndonos ha encontrado su colofón. PSOE y PP no han tenido bastante con los logros democráticos que vienen cosechando desde hace años. Solos, y en compañía de sí mismos, han afrontado una alicorta y precipitada reforma constitucional, pasando por alto las múltiples facetas que sí habrían requerido un auténtico proceso reflexivo, riguroso, transparente, consensuado… y regenerador. El duunvirato está encantado de haberse conocido, y aspira a seguir mejorando su curriculum.

La reforma constitucional ha sido ejercida con `chapucidad´ y alevosía. PSOE y PP, PP y PSOE han lucido su genuino semblante. Ambos, y a la par, nos han vuelto a mostrar el más preclaro de sus rostros, la más dura de sus caras, la mayor verdad… de sus mentiras. Es “el éxito de todos los fracasos”, que diría el poeta Ángel González. La victoria (parlamentaria) de no pocas derrotas democráticas.

La intervención de Rosa Díez en el Congreso fue desmenuzando cada uno de esos lastres que arrastraba la irresponsabilidad bipartidista. Quienes son capaces de modificar una Constitución “en 48 horas” –les recordó la diputada-, pueden seguir esmerándose, y cambiarla a la menor en cuanto les surja un nuevo oportunismo.

La estabilidad presupuestaria ha sido la coartada para afrontar la reforma. Si esa estabilidad presupuestaria les hubiera importado algo, PSOE y PP nos habrían ahorrado algunos sonrojantes estropicios de los que nos vienen ofreciendo en las administraciones que controlan a su antojo. Legislación suficiente había, y lógicamente, no era mandato constitucional ser unos manirrotos. Que PP y PSOE lo hayan sido, y que PSOE y PP hayan consentido y alimentado el derroche de administraciones comandadas por los nacionalistas… ¡¡no era ninguna obligación constitucional, que en consecuencia tocase corregir!!

Las administraciones en España han incurrido en múltiples y costosísimas derivas: por negligencia, desmesura, corrupción, clientelismo, desidia… También por duplicidades y solapamientos que ni socialistas ni populares han pretendido subsanar. Para haber eludido ese cúmulo de despropósitos existía ya legislación suficiente. Lo que desde luego ha faltado es “voluntad política” –les recordó la diputada de UPyD- para encarar las mejoras democráticas que resultan cada día más ineludibles.

Pero la cosa no queda sólo ahí. A su prepotente desbarre, PSOE y PP han añadido la guinda de negarse a ofrecer un referéndum sobre la reforma. La respuesta de Díez a las dos bancadas mayoritarias del hemiciclo resulta sin duda comprensible: “Son ustedes y ustedes iguales. Tienen miedo a la democracia y a la transparencia, para hacer este debate abierto, como ha de ser una reforma de la Constitución”.

Creo que merece la pena escuchar esa intervención de Rosa Díez. Creo que merece la pena recordarle al duunvirato... hasta dónde llegó su tropelía.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: