Radio y televisión de servicio público

Las radios y televisiones públicas siempre se encuentran en el ojo del huracán por el gasto que suponen para las arcas del Estado y las Comunidades Autónomas. Siempre tienen un servicio que no ha de olvidarse, el llamado "servicio público", pero que parece que sólo recordamos en las tragedias.

Es el caso de lo ocurrido el pasado miércoles 24 de julio con el accidente de tren ocurrido en la línea Madrid-Ferrol a la altura de Santiago de Compostela. ¿Qué hace una radiotelevisión pública en un momento en que tienen todo preparado para el día siguiente emitir los eventos festivos por el Día de Galicia? Desplazarse rápidamente hasta el lugar del suceso y emitir sin interrupción durante horas, incluso de madrugada, y conectando con varias zonas como hospitales o puntos de información.

 

Impresionante es la mejor forma de llamar a la cobertura que realizaron por separado los equipos de los servicios informativos de Televisión de Galicia y Radio Galega. Especialmente en el caso de Radio Galega, que continuó a través de sus diversos programas con la información al detalle, incluso en los días posteriores.

 

Sin manipular, sin importar a quien afecte la información. Esa es la información que debe ofrecer obligatoriamente siempre una televisión pública. Sin embargo, no es lo que pudimos encontrar en los primeros momentos en Televisión Española.

 

¿Para qué quieren un canal de noticias si luego lo utilizan para emitir una redifusión en momentos como este? Acepto que se emita el Telediario en redifusión cuando no hay noticias de importancia, pero en momentos como el ocurrido el miércoles no se puede estar esperando casi 2 horas desde el momento del accidente hasta que el canal informa a los espectadores. En el propio Telediario se informó de una manera aceptable en los primeros momentos de confusión, pero en el Canal 24 Horas hubo que esperar hasta las 22:30 y además con largos silencios y diversos problemas (que, de ser técnicos, tampoco podemos criticar, pero se pueden buscar mil formas de solucionarlo).

 

Tampoco puedo olvidar que La 1 no dejara de emitir su enésima repetición de "Comando actualidad" y pasara el testigo de la información al Canal 24 Horas. Aunque fuera mejor o peor realizado el especial, dicho especial debió ser emitido a través del primer canal de la televisión pública estatal. ¿Acaso se intentó ocultar el accidente minimizándolo a su canal de noticias?

 

No puedo entender tampoco cómo ninguna de las cadenas nacionales privadas cortara su programación de prime time para ofrecer, aunque fuera, un avance informativo con la última hora de lo ocurrido. Sólo Telecinco y laSexta decidieron informar del accidente pasada (y de largo) la medianoche.

 

A mi entender los medios de comunicación se deben a la información y a un servicio público que deben ofrecer a los ciudadanos, ya que para algo están ocupando el espacio radioeléctrico que en teoría nos pertenece a todos. Malo es que una empresa privada no informe, peor es que tampoco lo haga correctamente una pública. Suerte que algunas autonómicas sí que ofrecen un servicio de verdad. Mi reconocimiento a todos los trabajadores de Televisión de Galicia y Radio Galega.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: