A vueltas con el fútbol

Si hay algo que tiene tirón en este país, para bien o para mal, es el fútbol. Por lo que si una cadena de televisión quiere tener audiencia, compra alguna competición y así sube unos cuantos puntos de share (otra cosa es que luego le encuentre rentabilidad). Caso similar ocurre en la radio con la Liga los fines de semana.

¿Cómo lanzar una cadena en los tiempos que corren? Pues compramos el Mundial y así obligamos a la gente a sintonizarnos. Eso hizo laSexta cuando nació allá por 2006 con el Mundial de Alemania que también compartiría con otra recién nacida: Cuatro. Como había que seguir dándose a conocer, Mediapro compró los derechos para que también emitiera la Liga a partir de aquel septiembre. Y así siguió hasta que fue una cadena realmente conocida y el precio que pagaba no era rentable, por lo que Antena 3 dijo que eso se acabó.

 

Como el precio que se pagaba por la Primera División lo hacía prácticamente insostenible, Mediapro tuvo que ceder el partido a su otra cadena participada: Marca TV. Le vino bien a la cadena, porque no pagaba nada a cambio de que las ganancias del rato del partido se las quedara Mediapro. Pero llegó un comprador, Mediaset España pensó que podía sacarle rentabilidad al partido descafeinado en abierto (no hay encuentros ni de Real Madrid, Barça u otros equipos que juegan competiciones europeas). ¿Para qué lo quiere Cuatro? Para distanciarse de laSexta en el global mensual, aunque sea a un coste mayor.

 

Pero con el cierre de Marca TV y la no llegada de un acuerdo con Televisión Española para emitir la Segunda en Teledeporte, Atresmedia Televisión creyó que emitir en laSexta dos partidos de la competición de plata a la semana podría acercarles a Cuatro. De momento parece que la gente no está muy dispuesta a ver estos partidos, porque aunque era una buena audiencia para Marca TV, en laSexta no está consiguiendo grandes datos. Más bien lo contrario.

 

Parecido pasa en la televisión de pago, donde prácticamente cada verano vemos cómo se pelean Gol Televisión (Mediapro) y Canal+ (Prisa TV) por conseguir los derechos de las ligas europeas, especialmente de la Premier League y la Bundesliga. Y es que estas ligas les vienen muy bien para rellenar las horas en que no hay fútbol de Primera (cada vez más raro con tal diversidad de horarios) y dar un plus de calidad a sus productos.

 

Con la radio, más de lo mismo. Siempre que ha nacido una nueva cadena ha intentado no emitir la Liga en los fines de semana y apostar por productos alternativos. Pero nada, no hay manera, si no hay fútbol, no hay audiencia. Lo intentaron Punto Radio y esRadio en sus inicios, pero ambas acabaron sucumbiendo ante el fútbol para atraer audiencia y, sobre todo, publicidad.

 

En otros países, ya sea por cultura, costumbres o vete tú a saber por qué, las cosas son (algo) distintas. Pero en España o se retransmite el fútbol los fines de semana o date por perdido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: