Silueta original

Escuela de hegemonía

Estefanía Rodero

Nuestra obligación es ganar

Pablo Iglesias

 

En una fantástica entrevista publicada ayer a Julio Anguita, afirmaba: “Yo quiero ganar, no hacer folklore”. Me vino a la cabeza aquel acto en el que todo el auditorio terminó en pie cuando Ada Colau empezó a recitar la Oda al hombre sencillo de Neruda: “Yo sé hacia dónde vamos y ésta la palabra: no sufras porque ganaremos, ganaremos nosotros, los más sencillos, ganaremos, aunque tú no lo creas, ganaremos”. Llegaron a mi mente Monedero: “si quieres navegar crea en la gente anhelo de mar” y Pablo Iglesias, en su inmensa claridad: “Nuestra obligación es salir a ganar al PP. Nuestra obligación es ganar.

 

Más allá de la coyuntura actual, más allá de la negociación de pactos de gobierno o investiduras, no hay que perder nunca de vista nuestro objetivo. Nuestra obligación es ganar y no ponernos techo, no ponernos límites, conscientes de que tenemos un proyecto de país, de que construimos UN PAÍS PARA LA GENTE que conecta directamente con las necesidades de la España real. No hay que perder de vista nuestro objetivo también en Salamanca, ganar, dado que es la realidad y el derrumbe de la vida cotidiana a nuestro alrededor quien nos lo exige. Los 32.000 parados salmantinos, el 25% de nuestros jóvenes que no pueden trabajar ni estudiar,  nuestra población cada vez más mayor y los recortes en sanidad y dependencia  que contrarrestan mayoritariamente las mujeres y las familias. Que nademos en precariedad mientras la corrupción en nuestras instituciones locales y provinciales es vox populi. Desde luego que no podemos perder de vista el objetivo, necesitamos ganar.

 

Ganar nos exige. Ganar requiere que estemos en los gobiernos en todos los niveles sabiendo que llegar a las instituciones no garantiza el hecho de tener el poder. Ganar nos obliga a saber que la gente sabe, a descalzarnos de parafernalias y a hablar de los problemas reales sentidos por la gente, ir de la mano de los salmantinos continuamente sin perder ni un segundo el pulso de sus intereses y de su sentido común.

 

Ganar es disputar los relatos y los sentidos. Ganar significa que seamos nosotros, la gente sencilla, la que definamos Salamanca y la que pongamos el foco de atención sobre lo que a nosotros nos interesa, ganar significa desde el centro del corazón decir con total tranquilidad “que emigren ellos”.

 

Ganar nos exige un esfuerzo colectivo de construcción popular, nos exige organizarnos desde donde estemos, partidos, asociaciones, movimientos, asambleas, generando un tejido múltiple y vivo que nos permita ir sofocando el cerco de los vetos mediáticos, el marco cultural nacional-católico y las vetas de clasismo viejo que aún nos dificultan ganar.

 

Más allá del hoy, en el paso corto y la mirada larga de la que habla Errejón, en Podemos se viene a ganar, se sale a ganar y se analiza, se debate, nos formamos, escuchamos, creamos, organizamos, enlazamos, reforzamos, estudiamos, proponemos, impulsamos, conectamos y enraizamos en Salamanca con la mirada puesta en lo único que puede garantizar la vida digna de la gente de nuestra provincia. De modo que tengámoslo siempre presente. Nosotros sabemos que nuestra obligación es ganar.

Comentarios

Carmen S 23/02/2016 12:18 #4
Mi amiga, aunque te duela te tengo que decir que con este artículo, estás fomentando inconscientemente ese tan cacareado "sueño americano" del triunfo que tanto criticas; el que trata de alcanzar el éxito, la espada y sólo la espada, por encima de todo sin preguntarse para que la quiere o que va a hacer con ella . Deja el sentimiento trágico de "trinchera" y empieza a vivir; supera tu ego. A estas alturas si TODOS los de Podemos no queremos ganar no merecemos nada; pero NO a cualquier precio y menos a cambio de la libertad y dignidad de la gente, tanto propia, como son nuestros correlegionarios de partido, como menos afín, digamos la adscrita al PP. En una sociedad avanzada que ame la VIDA por encima de todo, con espíritu panecológico, aún con una "revolución continua en marcha", el fin nunca puede justificar los medios. Recuerda el movimiento 15 M y vuelve a ese espíritu sin odios pero con lucha sin cuartel para OCUPAR UNOS ESPACIOS, internos y externos, cada vez MAS DEMOCRÁTICOS que se nos negaban al creernos un tanto ignorantes y estúpidos. Y si tienes que re-aprender que para conseguir eso la libertad debe ser primera y última, que remedio; no te rindas, insiste pero actua de otra manera hasta conseguirlo. Sólo así ganarás y GANAREMOS.
Jesús Sánchez Belda 22/02/2016 12:31 #3
El tiempo y las maneras de hacer una vez que creen tenerlo todo de su parte, no encaja para nada con la realidad que ahora están presentando. Creo que les ha cegado el inicial éxito tenido, pero mucho me temo que si no abren los ojos a tiempo, ni siquiera van a conseguir consolidar el partido que aunque crean lo contrario, aun carece de cimientos sólidos. Las exigencias que están poniendo sobre la mesa, obviando el buen arte de dialogar y después conseguir, es algo que les lleva camino al precipicio. Allá ellos si son incapaces de entender que, Zamora no se hizo en una hora. En política, el todo aquí y ahora, sólo lleva al fracaso. Tiempo al tiempo.
Blablablá 22/02/2016 10:19 #2
Decia Sun Tzu:"No luches por la victoria, sino por alcanzar el verdadero objetivo". Si el objetivo lo configuran el conjunto de crecepelos que nos ofrece el artículo yo no lo veo. Hasta el momento Podemos nos ha ofrecido como campo de enfrentamiento eso de "ganar el relato y el sentido" y como instrumentos hacerse visible en los medios y la peregrinación a la Puerta del Sol. Ni generación de conflictividad social, ni propuesta para solventar los conflictos (salvo los que pueden resolverse votando telemáticamente). Si la propuesta es evangelizar y peregrinar puede confundirse, peligrosamente, con el Vaticano. Eso sí, propuesta ganadora donde las haya.
Blablablá 22/02/2016 10:05 #1
Indica Sun Tzu en el arte de la guerra:"No luches por la victoria, sino por alcanzar el verdadero objetivo". Y deduzco yo que este no puede encontrarse en el listado de crecepelos que en el artículo se nos ofrecen. Hasta el momento Podemos nos ha situado como objetivo supremo eso de "ganar el sentido y el relato" y como instrumentos ocupar los medios y la peregrinación a la Puerta del Sol. No ha generado, ni encabezado conflicto social alguno. Si de lo que se trata es de evangelizar y peregrinar, francamente, ya tenemos a la Santa Madre Iglesia. En fin

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: