Celia garabaya original

Entre niños con Celia Garabaya

Celia Garabaya
Pedagogía infantil, información sobre la educación de bebés y niños en método bilingüe

¿Éxodo de la cultura salmantina?

Nacido en el año 1942 en un pueblo de Salamanca, de padres maestra y librero. Germán Sanchez Ruiperez aprendió desde muy pequeño el placer e importancia de los libros. Desde muy joven decidió dedicarse al mundo de la cultura, convirtiéndose en uno de los editores más importantes de toda España, además de un empresario de gran éxito. Creador de ediciones Anaya en el año 1958. Su mayor inquietud era promover la importancia de la lectura.

Para ello tras una carrera exitosa en el año 1981 decide crear una fundación que fomente el gusto por la lectura. Su pasión por su tierra, considera fundamental comenzar este proyecto en Salamanca y tener una sede en su pueblo natal Peñaranda de Bracamonte. Es en 1985 cuando abre sus puertas en el edificio que todos conocemos en Salamanca. Con 8 pisos, la fundación German Sanchez Ruiperez, se convierte en la primera institución a nivel nacional en el estudio y difusión de la cultura de la lectura y los procesos educativos enfocados principalmente en los niños.

 

Pasaron los años y German poco a poco fue deshaciéndose de sus empresas, para quedarse al frente de su verdadero interés y pasión, su fundación. Antes de morir dejo estipulado como debería llevarse y cuáles eran los verdaderos principios de la fundación. Así también se encargó de su persistencia gracias a su legado póstumo.

 

En Salamanca todos la conocemos por los excelentes programas que han estado ofreciendo durante casi 30 años a los más pequeños. Convirtiéndose así en parte fundamental para niños y padres salmantinos.

 

A parte de la espectacular biblioteca infantil, la Sanchez Ruiperez contaba todas las semanas con una gran oferta educativa para los niños, incluyendo desde cuenta-cuentos hasta todo tipo de talleres, siempre con una finalidad educativa para los niños. Cubriendo así una demanda cultural en Salamanca fundamental para la infancia.

 

Aunque la biblioteca tuvo extensiones a nivel nacional e internacional, no es hasta el año 2012 con el proyecto de la Casa del Libro, cuando abre su sede en Madrid.

 

Hace dos semanas, leíamos una triste noticia. Tras 28 años desaparece el pilar de la fundación, abandonando la tierra de su fundador. Según nos dicen, esta decisión se toma para no tener una sede física y poder desarrollar nuevos programas. Supongo que se refieren una sede física en Salamanca, porque en Madrid seguirá existiendo. De hecho los trabajadores de Salamanca que quieran podrán seguir trabajando en la sede de Madrid, con los trastornos que ocasionará a los 25 grandes profesionales que han formado parte en la educación de nuestros hijos. Así se hunde uno de los pilares culturales de nuestra ciudad y no podemos hacer nada. Los niños vuelven a ser los principales perjudicados, algo que estoy segura que no habría permitido de ninguna de las maneras Germán Sanchez Ruiperez, quién lucho y dedico gran parte de su vida para dar un poco de ilusión y alegría a los niños salmantinos.

 

No estoy segura, pero, puede ser que la fundación sin ánimo de lucro haya pasado a convertirse en una empresa que da demasiadas perdidas en Salamanca. ¿No habría otra forma de continuar con la actividad?

 

Una cosa está clara las próximas generaciones de Salamanca, no podrán contar con una parte muy importante de la cultura salmantina. 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: