Emiliano tapia original

Entre barrios y exclusión

Emiliano Tapia
Del barrio, de narcotráfico, de instituciones y mucho más...

Trabajar el desarrollo entre el campo y la ciudad

Quiero, esta semana, traer al blog la declaración “de Valdevacas” que un grupo de personas pertenecientes a Colectivos que forman parte de la Plataforma Rural y de Colectivos de Acción Solidaria, han hecho pública, como conclusión de las reuniones mantenidas  durante dos días en este pueblo de Segovia, con el fin de analizar y plantear salidas ante la situación que perciben de desmantelamiento de los Derechos Sociales en el Medio Rural.



Hemos constatado, dicen, que la crisis actual agudiza la marginación del Medio Rural, limitando o excluyendo definitivamente a los pueblos más pequeños de Derechos Sociales fundamentales, como la participación y su organización propia, la salud, la educación o los servicios sociales.

Ante esta situación de expolio tan preocupante; estamos convencidos y empeñados en enfrentar el desmantelamiento de estos servicios públicos; y en algunos casos estamos decididos a recuperar cuanto se nos ha robado.

Para todo ello somos conscientes, declaran, de tener propuestas y respuestas con el objeto de defender y cuidar lo más pequeño y sensible de los pueblos.

Estas propuestas y respuestas entendemos que, buscan dar visibilidad a los graves problemas que amenazan la vida y la existencia de los pueblos pequeños; que llevan consigo la necesidad de organizar y potenciar los recursos de apoyo mutuo entre personas y colectivos; y que harán posible que se creen alternativas para lograr la sobrevivencia de un modelo de vivir. Las propuestas y respuestas que, en primer lugar, queremos para defender el derecho de Participación y organización de los pequeños pueblos, son:

-           Concienciar e informar, pueblo a pueblo, persona a persona, con todo el esfuerzo que requiere el cuidar las relaciones vecinales; pero como necesidad irrenunciable, para saber defender el estilo propio de la organización rural, el Concejo como mejor forma participativa en la gestión y dinámica de la vida de un municipio y de una comarca.

-         
Que en comunidades pequeñas como son los pueblos, la apuesta por lo comunitario y la comunitariedad en la forma de hacer y de vivir, continúe siendo una fuente irrenunciable de riqueza y de defensa de los valores de la educación rural, de la sanidad rural o del papel del campo produciendo alimentos según los principios de la soberanía alimentaria.


-          Estamos convencidos que continúa teniendo plena actualidad, en un momento tan difícil y tan agresivo, la desobediencia y la insumisión como recurso de la población rural que intenta defender su territorio, a su gente, su herencia y su  historia; frente a la imposición de leyes como la que pretende llevar a cabo una nueva organización territorial o los recortes en salud, educación y servicios sociales. Las propuestas y respuestas que, en segundo lugar, queremos para defender dignamente la sanidad y la salud en los pueblos pequeños apostamos que sean:

-         
Hacer posible una medicina rural con rostro humano con profesionales de la salud sensibles y con el talante que haga más cercana la atención sanitaria a un colectivo mayoritariamente envejecido.


-         
Aprovechar las importantes competencias que da la ley a los municipios, a través de los ayuntamientos, para dar un impulso global e integral a la sanidad y a la salud, con el objetivo opuesto a las medidas pretendidas actualmente, acercar servicios a una población dispersa y envejecida.


-         
Revitalizar la participación ciudadana en los consejos de salud en cada uno de los ámbitos, asumiendo todas las posibilidades que da la propia ley de sanidad.
Las propuestas y respuestas que, en tercer lugar, nos comprometemos a salvar y a desarrollar como novedad educativa, son:

-         
Impulsar, para el momento actual de despoblación y desaparición de escuelas y centros, el movimiento por la defensa de la escuela rural.


-         
Unir esfuerzos y planteamientos educativos desde los propios colectivos en los que trabajamos, tomando como espacio de encuentro  educativo común  la Universidad rural.


-         
Han de continuar siendo los planteamientos educativos quienes cambien y animen nuestra manera de hacer; y este tiempo  que vivimos ha de llevar una novedad consigo en cuanto que lo educativo nos ha de conducir a trabajar en unas  nuevas relaciones de codesarrollo entre el campo y la ciudad. La cultura rural fue invadida por la urbana; estamos en el momento de que lo urbano comience a depender de lo rural.


Propuestas y respuestas que, en cuarto lugar, pretendemos que sean de todas las personas y colectivos para defender otros servicios sociales que procuren no un Estado de Bienestar, sino un Estado de Solidaridad.

-         
Es imprescindible en los colectivos sociales actuales, que nos comprometamos a tener la formación necesaria para poder crear nuevos espacios comunitarios, como apoyo a unos servicios sociales responsables y cercanos.


-         
En estos espacios de lo comunitario donde es imprescindible implicarnos, es necesario dialogar y debatir cómo guardar el equilibrio entre, lo fundamental, mantener la cercanía a la gente más sencilla y excluida; lo necesario, que tendrá que ser la forma jurídica que tenga que tener este espacio novedoso; y lo personal, que es la militancia que apuesta  por la transformación social y  por las soluciones comunitarias.


Así creemos estar convencidas y luchando juntas, muchas personas y colectivos; convencidos de lograr el futuro de tantos pueblos pequeños expoliados y agredidos por quienes no creen en ellos; pero que, sin embargo, sí intentan llevarse el negocio de sus fuentes de riqueza, el  agua, la tierra y los  bosques. Es momento de unirnos al medio rural y hacer nuestras estas declaraciones.




Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: