Emiliano tapia original

Entre barrios y exclusión

Emiliano Tapia
Del barrio, de narcotráfico, de instituciones y mucho más...

Pasión por las vidas

Cuando llegan tiempos difíciles como los actuales, (y la verdad es que algunas personas y pueblos viven con graves dificultades desde hace muchos tiempos), aunque ciertamente no para todos y todas por igual; la búsqueda de explicaciones, razones y causas; nos llevan a darnos cuenta de ¡qué mal gestionamos las circunstancias de cada tiempo para generar vida para todas las personas!
Nunca como en este tiempo, por lo menos que conozcamos y sepamos, se ha generado tanta riqueza, tanto avance científico, tanto conocimiento, tanto desarrollo y progreso; pero nunca como ahora, igualmente, conocemos tanto de la pobreza y miseria de tantos pueblos y personas, de tanto sufrimiento y dolor, de tanta injusticia si miramos el reparto de inmensos bienes y posibilidades.

Los distintos Organismos Internacionales, nada sospechosos, pues los crean y dirigen los mismos señores y dueños del cotarro; afirman que hay riqueza y bienes para todos; aquí, en el mundo desarrollado; allí, en el mundo empobrecido; no importa que seamos 6.800 millones de seres humanos; somos capaces de crear y desarrollar bienes para todas las personas y más.

Pero, las contradicciones cercanas y lejanas se suceden. El compromiso de la Cumbre del Milenio para terminar con el hambre y la pobreza, a pocos años, se ha convertido en más
hambre y más pobreza y sobre todo en un problema estructural, aparentemente sin solución.

El capital y la riqueza generada en los países del Norte opulento, todas y todos somos conscientes de que se está produciendo y se ha producido a costa de los países del Sur. La riqueza generada en España durante los últimos treinta años se acumula, sobre todo, haciendo que empresas y personas estén a la cabeza del listado de ricos y opulentos en
Europa.

Salamanca, en algunos de sus índices económicos, apunta a ser de las primeras provincias en el Estado Español en acumulación de capital financiero. ¿Qué puede estar pensando quien escucha a alguien de la clase política hablándole de derechos o de... con los salarios tan abusivos de 4.000 ó 5.000 € de los que disfrutan y que él y probablemente su familia tienen que desenvolverse sin remedio con unas cantidades de 300 ó 400 euros?

La explotación de muchos seres humanos nos está llevando y nos ha llevado a contemplar, a ver disfrutar en unos y a padecer en otros situaciones escandalosas e inadmisibles. El Capital, el Mercado, los Gobiernos “sin rostro humano” han hecho posible y continúan agravando este desaguisado mundial, atravesado de una profunda deshumanización.

Aquí está la verdadera crisis. Este es el verdadero problema. Pero como el Capital nunca está harto, quieren continuar con más de lo mismo, con mucho más de lo mismo. A quienes así hacen y piensan. A quienes de manera ignorante colaboramos. A quienes así están dirigiendo los destinos del mundo; no les apasiona la vida, no les apasionan las vidas de tantas personas empobrecidas y excluídas.

Y solamente existe una salida y un camino: apasionarse por las vidas de las otras personas, que también son nuestras, y no sólo para mercadear.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: