Emiliano tapia original

Entre barrios y exclusión

Emiliano Tapia
Del barrio, de narcotráfico, de instituciones y mucho más...

¿No hay salida?

Cada vez son más las personas y familias que dejan caer con desesperanza estas frases ¡no hay salida!; no encuentro nada; llevo así más de un año; mientras los que tienen “la pasta” no la sueltan... me vale cualquier cosa; si no se puede hacer contrato no importa; si hay que hacer más horas, tampoco me importa... son frases que expresan sentimientos reales y dolorosos, a veces desesperados y desilusionados.
Parecía que vivíamos en la mejor de las sociedades, y ya vemos las dificultades que se van encadenando cada vez con más fuerza para los que siempre sintieron que en esta sociedad no contaban conforme iba habiendo más riqueza (discapacitados, mayores, “sin papeles”, presos, expresos; tantos y tantos abocados a la precariedad) o nuevas personas y colectivos que cada vez en mayor número se van quedando fuera de la mesa en la que debieran de haber participado.

¿Qué puede estar pasando? Si no queremos ser ingenuos las causas son muy profundas y propias del sistema que mueve y dirige la sociedad actual. Algunos opinan que debe ir desapareciendo el mismo sistema, pues está en él la raíz del problema. También comparto esta opinión y me uno a quienes hablan, igualmente, de que una sociedad que para desarrollarse tienen que deteriorar y esquilmar la tierra, así como “cargarse”, explotándola ser humano, no puede ser un sistema que merezca ni un minuto más en ser quien sostenga nuestra forma de vivir.

Buscar salidas es tarea de largo recorrido; y este extenso camino lleva consigo pensar y reflexionar juntos. Juntos porque es imprescindible el protagonismo de todos. De todos y todas porque necesitamos reorientar nuestras formas de vivir y relacionarnos.

Profundizar y desmenuzar las causas más profundas de cuanto nos pasa será objetivo de varias jornadas a lo largo de este curso 2011-2012, entre diversos colectivos de distintos barrios y sectores sociales de la realidad salmantina, al igual que lo está siendo para otros colectivos que trabajan y se empeñan en avanzar en la búsqueda de alternativas.

Es una carrera de fondo adentrarse en temas globales como la deuda, el empleo, el cambio climático, el problema de la alimentación; todas ellas preocupaciones prioritarias a nivel mundial. Pero como lo son, de la misma manera, otras preocupaciones de ámbito local relacionadas con las anteriores como las alternativas al problema de la vivienda, la soberanía alimentaria, las rentas básicas universales, que deben convertirse en debate abierto con la participación de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Labordeta en el “canto a la libertad” , recoge uno de los versos que hoy no puede haber pasado de moda “habrá que forzarla, para que pueda ser”. Hay muchas personas que apoyan. Existen muchos colectivos que lo saben. Muchos pueblos empujan para que las salidas hacia otra sociedad y oto mundo puedan ser. ¡¡ HAY SALIDA!!

Hay salida a pesar del empeño de los “dueños del sistema” por zancadillear todo lo que sepa a humanizar y a redistribuir como forma de avance comunitario y en comunidad.


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: