Roxana guiza silueta original

En mi onda

Rosana Güiza
Actualidad

De la envidia y la maldad

Isidoro alvarez emilio botin 2008  575x323 detail

La muerte en estos últimos días de dos grandes personajes de la economía española como son Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés, y Emilio Botín, presidente del Banco Santander, ha provocado una gran cantidad de comentarios en las redes sociales totalmente fascinantes y sorprendes que han llamado mi atención. 

Me he quedado estupefacta ante la reacción de algunas personas. Lo siento muchísimo pero no puedo entender que alguien se alegre de la muerte de una persona simplemente por ser rico. El único pensamiento que me genera que haya gente así es que esas personas están llenas de envidia y de maldad.

 

Lo digo tal cual lo siento. Estos dos personajes vienen de familias que han luchado por llegar donde están. Emilio y su familia empezaron con la pequeña banca y, gracias a su buena gestión y saber hacer, convirtieron su pequeño banco en uno de los más importantes del mundo. Isidoro cortaba telas y, gracias a su trabajo incansable llegó a formar una de las redes de centros comerciales más importantes del mundo también. Para llegar ahí se necesita una pizca de suerte pero también trabajo, mucho trabajo. Trabajar de manera incansable para crear un imperio. Un imperio que, en ambos casos, ofrecen muchísimos puestos de trabajo y han dado y dan de comer a muchísimas familias.

 

Ni  Emilio ni Isidoro tienen la culpa de que usted y yo seamos mileuristas. Ellos no tienen la culpa de que usted y yo decidiéramos comprar un piso y comprometernos con una hipoteca que quizás estuviera por encima de nuestras posibilidades. Quizás tendríamos que haber aspirado a menos y haber vivido de alquiler. No sé. No veo que, porque un empresario ponga duras condiciones de trabajo a sus empleados o sea exigente, haya que alegrarse de su muerte. ¿Desahucios? Si, pero habría que ver los casos. Hay de todo. Casos injustos, por supuesto, y mucho jeta también.

 

Veamos la parte buena de esta gente: crearon muchos puestos de trabajo, -casi 100.000 en el caso de Isidoro y casi 200.000 en el caso de Emilio-, hacían algún tipo de obra social para ayudar a los demás, su gran inversión publicitaria genera ingresos en otras empresas que hace que otros podamos cobrar, etc. Me vienen a la memoria otros personajes que empezaron de cero e hicieron grandes fortunas, como por ejemplo, el dueño de Leche Pascual -ya fallecido-, que empezó ordeñando cuatro vacas, y el de Zara, con una pequeña tienda de ropa. Por hacer grandes fortunas y haber sabido gestionar sus empresas, ¿de verdad tenemos que alegrarnos de sus muertes? 

 

Siempre digo lo mismo: "haber estudiado". Tanta crítica, tanta rabia y tanta alegría por la muerte de estos "ricos" no está provocada más que por la envidia y la maldad. Los caprichos que tuvieran y lo que hicieran con su dinero a nadie le importa. Quien diga que jamás ha envidiado o deseado tener la riqueza, la fortuna y el estilo de vida de algún rico, miente. ¿Eran usureros?, ¿explotaban a sus trabajadores? Puede, no lo sé. Sé que dieron muchos puestos de trabajo y trabajaron duro para salir de la nada. Así que me reafirmo en mi opinión: quién se alegra de la muerte de alguien es por envidia y maldad. 

Comentarios

Pacochoc choc 18/09/2014 06:38 #5
Normalmente, las criticas foribundas,suelen venir ,de gente que no esta dispuesta a hacer el minimo esfuerzo, para consegir lo que los demas obtienen trabajando muy DURO. LA CRITICA ES FACIL ,EL ARTE ES MUY DIFICIL.
Pepe 17/09/2014 10:19 #4
Estupenda la relacion de Botin con los Pujol... compra venta de locales y oficinas por "la gracia divina"... hay que ver que de jabon te gusta dar a todo este tipo de gente Rosana...
Amalia Fernández Vila 16/09/2014 15:37 #3
Totalmente de acuerdo , que se pongan ellos a formar una empresa como lo hacen muchas perdonas sin ninguna ayuda, y luchando , trabajando de lunes a lunes y arriesgando todo su patrimonio , algún día pueden vivir tranquilamente , pero sin esfuerzo no hay nada. Todo envidia.
edansaramon 16/09/2014 11:05 #2
Lo has bordado ROSANA, en este país no existe nada mas que la envidia y el odio
carmen 16/09/2014 09:43 #1
Tienes toda la razón, la envidia no les dejan ver el esfuerzo y que han saludo de la nada, con trabajo y trabajo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: