Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

Whitney Houston y muchos más€Ś

Como todos habréis oído, visto o leído, este fin de semana murió Whitney Houston, una de las mejores voces del panorama musical de los últimos tiempos. La causa aún es €œdesconocida€. Aunque, si me permitís una opinión, totalmente personal, yo creo que €œmurió por la presión€.

Y pienso lo mismo de Kurt Cobain, Amy Winehouse, Michael Jackson, Jimmy Hendrix, Jim Morrison, Janis Joplin, etc€Ś Todas ellas muertes fortuitas, en lo mejor de la vida, y tras haber jugado peligrosamente con la salud, los medicamentos, las adicciones y la inestabilidad en todos sus ámbitos.

ÂżNo son demasiados? Vamos, a mí no me extrañaría que cualquier seguro subiese sus primas por ser €œcantante€, €œartista€ o simplemente €œfamoso€.

Y si ampliamos la lista, no sólo a los que han fallecido, sino también a los que intentan salir de una adicción tras otra, a los que acaban con matrimonios destrozados e inestabilidad familiar, social e incluso personal,€Ś podríamos citar, €Śmiles.

Es cierto que en todas partes hay personas anónimas adictas, o con problemas familiares, o divorcios, pero hay que reconocer que en ese €œmundo€ el porcentaje es alarmante.

ÂżDe verdad es tanta la presión que sufren? ÂżPodría ser de otra forma? ÂżTiene que ver con el dinero? ÂżLos culpables son los €œaprovechados€ que les rodean?

Y, suponiendo que ganen tanto dinero, Âżmerece la pena?

La verdad es que he pensado mucho en todas estas preguntas, y he leído mucho, y creo que la culpa es del sistema mundial en el que nos movemos. No lo llamaré sistema político, ni social, ni económico, porque es una mezcla de todos. Encumbramos a personas normales a puestos que quizás no les pertenecen. Generamos una presión que todo a su alrededor multiplica exponencialmente. Y luego no se les permite €œbajarse del carro€ porque son cientos o miles los que dependen de ellos para vivir cada mes.

ÂżDe verdad debería ser así?

Hubo un tiempo en el que los juglares eran las personas más felices del reino. Iban de ciudad en ciudad, cantando sus poemas, eran libres, ganaban poco, muy poco, pero jamás les faltaba comida, y eran LIBRES.

ÂżEntonces la culpa es de la presión? Tampoco lo tengo claro, porque si fuera así, Âżno tiene más presión un cirujano que tiene mi vida en sus manos? ÂżO un bombero que trabaja a contrarreloj? ÂżY un profesor? La verdad es que la presión se ha incrementado en casi todos los trabajos. Y no acabamos todos dependiendo de tranquilizantes, drogas y/o alcohol.

ÂżEl problema es del dinero que ganan? Ya sabemos que es mucho, casi inmoral en algunas ocasiones. Pero, Âżes esa la razón de que se vuelvan tan excéntricos y vulnerables?

Yo ya no sé a qué o a quién echar la culpa, la verdad. Pero, si soy sincera, me alegro de no ser cantante, ni artista, ni famosa, tienen mucho riesgo en este mundo.

Ojalá que los que quedan se tomen las cosas de otra forma, si es que pueden. Ya son bastantes los que fallecen por enfermedades o accidentes, como para incrementar esa lista por que s퀦

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: