Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

¡Somos Campeones!

Somos campeones de la Eurocopa de fútbol. ¿Alguien no se ha enterado?Con la lluvia de malas noticias que nos está cayendo encima, no hace falta ser un forofo empedernido, ni siquiera ver habitualmente el fútbol. Todos queremos celebrar algo, y ésta es una oportunidad perfecta.
Por primera vez en mucho tiempo hemos sido portada de los principales periódicos internacionales, incluido el prestigioso New York Times. Y hemos sido noticia por algo bueno, por algo histórico, por un triunfo.

Muchos lo consideran algo superfluo, creen que precisamente ahora, no deberíamos estar tan eufóricos con estas cosas.

Pero los especialistas dicen que nuestra vida está compuesta por un conjunto de actividades, unas obligatorias, otras impuestas, otras de nuestra propia elección y otras imprevistas y que es más feliz el que mejor sabe mantener unas prioridades entre el trabajo, la familia y el tiempo libre.

Y aunque que la selección española haya ganado la Eurocopa, no nos va a solucionar los problemas, alegrarnos y disfrutarlo tampoco es malo para el corazón.

Yo os voy a contar lo que más me ha gustado a mí… que como podéis imaginar está relacionado con toda esa gente que utiliza el periodismo para crear dudas, o para mentir y difamar,... Para entenderlo mejor, pongamos un ejemplo: los “Guiñoles” franceses. Como sabréis, los deportistas españoles llevan tiempo siendo su única inspiración, por desgracia siempre con intención de acusarnos de dopaje. Sí, sí, es humorístico, no son acusaciones formales,…pero el daño queda hecho. Y lo peor de todo es que el resto de la prensa francesa les ríe la gracia. O se la reía hasta esta Eurocopa.

Tras el partido, estas son algunas de las frases que publicó, como noticia de portada, el diario deportivo francés L’Equipe: “Gracias!”, “Uno e indivisible”, “Este formidable equipo es, sobretodo, el más bello homenaje que se le puede rendir al fútbol. Se ha ganado respeto, admiración y gratitud”.

Las malas lenguas dirían que el periodista que lo escribió fue despedido 5 minutos después. Yo prefiero pensar que han querido dar ejemplo a los “guiñolistas” (¿eso existe?), y dejar claro que los buenos periodistas cuentan la noticia, no la inventan, y valoran los méritos, aunque no sean patrios.

Y si de esta no aprenden, siempre nos quedará nuestro famoso contraataque: “Soy español, ¿a qué quieres que te gane?”

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: