Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

Que hable inglés, por favor

Ser traductor en las reuniones de la Unión Europea puede parecer un trabajo relajado. Pero os aseguro que en los últimos años, la mujer de la foto (y otros compañeros con los que se turnaba) se han ganado un merecido descanso.

Y es que, con Zapatero, no sólo tenían que traducir discursos, palabras técnicas o datos estadísticos, tenían que traducir hasta el saludo. Durante años se han convertido en su sombra, tenían que estar siempre a su lado, acudir allí donde él fuese, y siempre tratando de ser discretos, de no molestar en los apretones de manos, de hacerse oír y de no salir en la foto. Un trabajo agotador.

ÂżY todo por qué? Porque el presidente del gobierno español no habla(ba) inglés.

Resulta curioso que a nosotros, los españoles de a pie nos pidan inglés hasta para barrer la calle (trabajo digno donde los haya), y al presidente de nuestro gobierno, a nuestro representante ante el mundo, a la persona que tiene que HABLAR por nosotros en Europa, no se lo exijan. Ni inglés, ni francés, y ya no digamos alemán, portugués, italiano, griego u holandés.

Cada vez que se hace una nueva revisión del dominio de idiomas de los europeos, nosotros siempre estamos en el último lugar. Entonces aparecen noticias en todas las televisiones, Âżde quién es la culpa? €“ se preguntan, Âżcómo solucionarlo? €“ dicen. Y mientras tanto, nuestros máximos representantes dan un ejemplo y una imagen lamentables.

ÂżY así cómo nos relacionamos en Europa? Pues mal. Porque todos sabemos que los mejores acuerdos no son los que se consiguen a golpe de discurso, son los que se forjan en los corrillos.


Y en esta foto jamás podría estar un Presidente que no hable idiomas.

Espero que el próximo se preocupe por estos detalles, que no dejan de ser una parte importante de su trabajo. Y que hable inglés, por favor.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: