Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

Mucho más que fútbol

Creo que lo más positivo de las Olimpiadas es que nos permite disfrutar de deportes que el resto del tiempo en España pasan demasiado desapercibidos.
Aquí el deporte rey es el fútbol, y es casi el único que se retransmite. Algo de baloncesto, algo de ciclismo, pero ¿cuántas veces podemos disfrutar desde casa de las competiciones de bádminton, de salto, de esgrima, de halterofilia o de judo? Pocas veces, o casi ninguna.

Así cuando llegan las olimpiadas descubrimos que hay un gran número de deportistas “anónimos” que se han labrado un hueco en el deporte internacional. (En la foto aparece Pablo Abián, bádminton).

La mayoría de ellos no llegarán a la medalla. Y aun así volverán satisfechos por el buen trabajo y orgullosos de contarse entre los mejores del mundo. Y no es para menos. La dedicación suele superar las 8 horas diarias, vamos, lo que los demás trabajamos. Y en ocasiones (póngase por ejemplo la gimnasia rítmica), implica sacrificios personales, familiares, estéticos e incluso de salud. Muchos llegan a las olimpiadas sabiendo de antemano que serán los últimos, las marcas personales así lo indican. Y a pesar de lo duro que debe ser competir en esas circunstancias, luchan, disfrutan, sueñan, y a veces, incluso lo consiguen.

Estos deportistas no conducen deportivos exclusivos ni sus contratos se fijan en decenas de millones, pero que nadie crea que es porque se esfuerzan menos.

No hay que quitarle mérito al fútbol español, por supuesto, acaba de hacer una proeza histórica. Pero deberíamos ser justos con el resto de deportes, porque en España hay mucho más que fútbol.

Tal vez seríamos más conscientes de ello si retransmitieran más a menudo otros deportes y no sólo cada 4 años…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: