Blog autor

En las nubes

Almudena M. Vega

Azul para niños, rosa para niñas€Ś

Está comprobado que los colores nos afectan. Nos inspiran ciertos sentimientos. Y el azul es, quizás, uno de los que posee un efecto más común en las personas. El azul nos da confianza y es el color de la inteligencia.  

Quizás sea porque vivimos en €œel planeta azul€, llamado así por la gran extensión de agua que posee la Tierra. De hecho, es algo que hemos adoptado casi sin notarlo, por ejemplo, nos tiramos a las piscinas con confianza simplemente porque son azules.

ÂżTú cuál elegirías?



Esta singular aceptación del azul nos rodea sin que nos demos cuenta. Por ejemplo, las señales que nos indican el camino más seguro son azules, o los valores más fiables en la Bolsa se llaman €œblue chips€ (fichas azules). Las fuerzas de seguridad suelen vestir de azul. Los militares designados por la ONU para mantener la estabilidad en las zonas en guerra son los €œcascos azules€.

En España, incluso tenemos €œpríncipes de sangre azul€, este término nació para diferenciar a los pobres de los ricos: los pobres trabajaban bajo el sol, y su piel estaba tostada. Los ricos, que se dedicaban a no hacer nada, tenían la piel pálida y se les marcaban las venas azules.

En otros países adopta significados que jamás imaginaríamos. Por ejemplo, en Inglaterra, el chico de los ojos azules es el preferido del jefe, lo que aquí llamamos un pelota. También en Inglaterra, las películas porno se llaman blue movies (películas azules), y los chistes subidos de tono son blue jokes (chistes azules),esto viene de que el lápiz de la censura allí era azul.En Alemania se dice que alguien está azul cuando está borracho.

En Rusia se le llama azul a alguien tranquilo o a un homosexual. Y para los japoneses, alguien azul es alguien joven. Para los americanos, azul también tiene una connotación triste desde la época de los campos de algodón y los esclavos. Todos conocemos la música €œBlues€ (blue (azul) = triste). La tristeza del blues la marcaban las €œblue notes€ (notas azules), de ahí el nombre €œBlues€.

Hoy el azul se aplica a los niños y el rosa a las niñas, pero no siempre fue así.

Aunque lo hayamos olvidado, el azul fue durante muchísimos años el color femenino por excelencia. De hecho, en las pinturas antiguas, la Virgen María y las princesas vestían de azul.

El rojo era el color masculino, lo llevaban los reyes, Jesucristo o los emperadores.

A los niños y las niñas se les hacía vestir siempre de color blanco.

A principios del siglo XX, gracias a los pintores impresionistas aparecieron los colores pastel y rápidamente se opinó que estos colores eran ideales para los bebés. Siguiendo los códigos existentes, las niñas empezaron a vestir de azul pastel y los niños de rojo pastel, es decir, de rosa. Como ejemplo, este retrato de la Reina Victoria con el príncipe Arthur:

 

Y así fue hasta que llegaron los grandes conflictos bélicos, los soldados de la marina y del aire empezaron a vestir de azul, y el color de estos nuevos héroes cambió de significado.

El azul pasó a ser el color de la valentía, la fuerza y los valores masculinos. Y se lo quedaron los niños. Que aún siguen con él, y por eso, las niñas van de rosa.
Y a ti, Âżqué te dice el azul?


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: