Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Por la retirada de la “Ley Wert de contrarreforma educativa”

El próximo jueves, 9 de mayo, las organizaciones que representan a los colectivos que conforman la comunidad educativa (sindicatos y asociaciones de madres y padres y de estudiantes) han convocado movilizaciones en defensa del sistema educativo público. Exigen para ello el fin de los recortes en Educación y la retirada del anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa, denominación eufemística de una propuesta de contrarreforma educativa que se conoce como la “Ley Wert”.

El Consejo de Estado ha emitido su preceptivo dictamen previo a la conversión por el Gobierno en proyecto de ley de este anteproyecto. El dictamen viene a coincidir en sus observaciones con las principales críticas formuladas desde la comunidad educativa, tanto en materia de derechos fundamentales y compromisos supranacionales e internacionales asumidos por España, especialmente en lo que se refiere al derecho de igualdad y a la educación para la ciudadanía y los derechos humanos, como en relación con la ausencia de una memoria económica que garantice la financiación del sistema educativo.

 

El pasado viernes el Comité Autonómico del Partido Socialista de Castilla y León, en sintonía con lo señalado muy mayoritariamente por la comunidad educativa y para manifestar el pleno respaldo a las movilizaciones del 9 de mayo, que se viene concretando en actuaciones políticas en el ámbito estatal y autonómico, aprobó una resolución para exigir al Gobierno de España que:

 

1) Retire inmediatamente el anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

 

2) Abra un proceso de diálogo para el análisis de las necesidades para la mejora del sistema educativo español mediante la elaboración de un documento abierto de trabajo de diagnóstico y objetivos.

 

3) Sitúe en el centro de este debate a la comunidad educativa (madres y padres, profesorado, alumnado y personal de administración y servicios), el Consejo Escolar del Estado, los Consejos Escolares Autonómicos, los expertos en Educación, las Comisiones de Educación del Congreso de los Diputados y del Senado, los Parlamentos Autonómicos, la FEMP y la Conferencia Sectorial de Educación.

 

Y es que, como se indica en dicha resolución, entre otros extremos, “la Educación en España ha mejorado extraordinariamente en los últimos treinta años, tal y como atestiguan los estudios al respecto de organismos internacionales. Hoy los niveles de escolarización son más altos que nunca en todas las etapas educativas, el porcentaje de abandono escolar prematuro ha disminuido sustancialmente y el avance en rendimiento y equidad se ha convertido en uno de los mayores del mundo.

 

El resultado es que en la actualidad disponemos de un sistema educativo con un nivel creciente de calidad, organizado como un servicio público universal, que llega a toda la población en condiciones de igualdad.

 

El último impulso a este avance se produjo en 2006, año en el que tras un intenso debate y un diagnóstico riguroso, se aprobó la Ley Orgánica de Educación con un altísimo grado de acuerdo entre la comunidad educativa, las organizaciones sociales y las fuerzas políticas. Esta ley, junto al aumento sostenido durante años de los presupuestos de Educación, han permitido un enorme avance en los objetivos de la estrategia de la Unión Europea para el año 2020.

 

Estos logros están en peligro ahora por la presentación por el Gobierno de Mariano Rajoy de un anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa, de carácter extremadamente conservador y regresivo para la Educación pública y que supone un profundo retroceso en la organización de la Educación en España.

 

La realidad es que para su elaboración el Gobierno se ha servido de sus principios ideológicos más rancios, renunciando a la elaboración de un diagnóstico riguroso, compartido y coherente de las necesidades y objetivos educativos para los próximos años. Además, el anteproyecto muestra una desconfianza preocupante hacia el personal docente y pone toda su fe en reválidas, evaluaciones finales y supuestos rankings”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: