Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

El VIII Centenario es un proyecto de Estado

El Pleno del Ayuntamiento de Salamanca aprobó ayer por unanimidad “solicitar al Gobierno de España, a través de la Sra. Vicepresidenta del Gobierno y Ministra de la Presidencia, que adopte con urgencia las decisiones que conduzcan a la convocatoria inmediata del Pleno y de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interinstitucional para la conmemoración del VIII centenario de la creación de la Universidad de Salamanca”.

Este acuerdo resulta de la oportuna conversión en moción conjunta de los dos grupos municipales, el popular y el socialista, de la inicialmente presentada por el grupo municipal socialista. Se trata, por tanto, de respaldar este importante proyecto de Estado que tiene como protagonista a la Universidad de Salamanca, mediante la insistencia en la necesidad imperiosa de que el Gobierno reanude la actividad de la citada Comisión Interinstitucional.

 

Y es que, como indica el preámbulo de la moción, la última reunión plenaria tuvo lugar hace mucho tiempo, el 18 de octubre del 2011, sesión en la que se aprobó un documento especialmente relevante denominado “Estrategia del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, 2018”. No puede olvidarse que, si bien la Oficina del VIII Centenario creada por la Universidad de Salamanca ha venido realizando un trabajo sobresaliente para la puesta en valor de este acontecimiento y su relevancia para la Universidad y la ciudad de Salamanca, así como para todos los campus salmanticenses y los municipios que los albergan, lo que ha de ofrecer una oportunidad extraordinaria es la consideración de esta efeméride como proyecto de Estado.

 

En fin, el Pleno de la Corporación Municipal ha querido manifestar con este acuerdo que el octavo centenario de la Universidad de Salamanca supone también el del nacimiento de la universidad española, y que su fundación anticipó asimismo la globalización de este modelo con la creación en 1551, a imagen y semejanza del Estudio salmantino, de las primeras universidades americanas. El octavo centenario se convirtió en un acontecimiento de Estado por acuerdo del Consejo de Ministros de 1 de febrero de 2008, por ser esta universidad “la más antigua de España y una de las más antiguas del mundo”, con cátedras que “alcanzaron notable prestigio desde su creación, dinamizaron el saber y la cultura en toda España, fueron un referente inexcusable en la Europa del Renacimiento y, desde entonces, han mantenido una relevante proyección en el mundo, especialmente en el ámbito latinoamericano”.

 

Aquella decisión se vio reforzada con la aprobación del Real Decreto 1980/2008, de 28 de noviembre, por el que se crea la Comisión Interinstitucional para la conmemoración de este octavo centenario (Boletín Oficial del Estado de 8 de diciembre de 2008). Esta Comisión Interinstitucional se adscribe al Ministerio de la Presidencia y tiene por objeto impulsar, canalizar y coordinar las actividades que lleven a cabo, en relación con tal fin, las administraciones públicas y las entidades públicas o privadas, así como los particulares que participen en la celebración. Se estructura sobre tres órganos fundamentales, esto es, la Presidencia, el Pleno y la Comisión Ejecutiva.

 

En Salamanca encuentra la Universidad como tal un lugar idóneo para crecer y consolidarse, para dibujar el primer espacio europeo universitario, para viajar con fortuna a otros continentes, para alcanzar el Renacimiento y el Barroco dorados, para impulsar la Ilustración e iluminar los siglos venideros, para releer críticamente la historia y construir permanentemente el presente y el futuro, exigentes y cambiantes, con la plena dedicación en libertad a la creación, el debate, la reflexión, el estudio, el pensamiento, la didáctica, el esfuerzo, el inconformismo, la innovación, la investigación y el espíritu de servicio a la persona y a la sociedad.

 

El octavo centenario de la Universidad de Salamanca debe abrir nuevas líneas de trabajo universitario y ciudadano, con infraestructuras adecuadas e implicación esencial de la sociedad para el desarrollo de actividades empresariales de vanguardia, dinamizadoras de la economía y generadoras de empleo directo e indirecto, con resultados previsibles de alto valor añadido. Ha de contribuir asimismo al reconocimiento de las aportaciones salmanticenses históricas y presentes y a la celebración del saber, del conocimiento, del progreso, de la libertad, de la igualdad efectiva y del derecho y la justicia.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: