Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Día de la Constitución

El pasado martes se celebró el Día de la Constitución. Sé que suelen protagonizar estas fechas los debates sobre los efectos positivos o negativos del puente para la Economía nacional. Sé también que las noticias sobre la crisis, la prima de riesgo y el sometimiento de la política, y con ello de la soberanía popular, a las directrices de no se sabe bien quién, han dejado en un segundo plano la relevancia de lo conmemorado el 6 de diciembre.

Con todo, para que no se olviden ni el valor de la democracia, ni los grandes sacrificios que hicieron posible su recuperación, y porque, sin perjuicio de que muchos modificaríamos parte de su articulado, la inmensa mayoría deseamos que la Constitución continúe con fuerza culminando nuestro Estado social y democrático de Derecho, no me resisto a reproducir, como homenaje, su Preámbulo:

€œLa Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:

Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo.

Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular.

Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.

Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida.

Establecer una sociedad democrática avanzada, y

Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra€.

Por cierto, el 6 de diciembre de 1811 se redactaron en Cádiz siete artículos de la primera Constitución Española, que cumplirá doscientos años el próximo 19 de marzo. Llama la atención su interés, ya entonces (si bien el contexto y los conceptos son muy diferentes), por suprimir los privilegios fiscales, atender el servicio público y procurar el equilibrio presupuestario. Copio seguidamente cuatro de aquellos:

€œArtículo 336. Las contribuciones se repartirán entre todos los españoles con proporción a sus facultades, sin excepción ni privilegio alguno.

Artículo 337. Las contribuciones serán proporcionadas a los gastos que se decreten por las Cortes para el servicio público en todos los ramos.

Artículo 338. Para que las Cortes puedan fijar los gastos en todos los ramos del servicio público y las contribuciones que deban cubrirlos, el Secretario del Despacho de Hacienda les presentará, luego que estén reunidos, el presupuesto general de los que se estimen precisos, recogiendo de cada uno de los demás Secretarios del Despacho el respectivo a su ramo.

Artículo 339. E1 mismo Secretario del Despacho de Hacienda presentará, con el presupuesto de los gastos, el plan de contribuciones que alcanzará a cubrirlos€.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: