Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

De vuelta

Me decía ayer un colega que vive realmente el 1 de septiembre como el primer día del año. Seguramente no le falta razón porque en septiembre parece que el año reinicia. Se celebran las ferias y fiestas de Salamanca, empiezan cursos y temporadas importantes y terminan las duras labores de los agosteros. Suele ser el mes del comienzo de las nuevas programaciones de las televisiones y las radios, de la liga de fútbol, de los cursos escolar (y ahora también del universitario), judicial y político.

Debe admitirse que el regreso del noveno mes, aunque su nombre nos intente confundir indicando que es el séptimo, ha perdido cierto protagonismo en algunas materias por efecto de crisis, prisas y ansiedades. Nos encontramos con la liga y su huelga ya en agosto y con una actividad parlamentaria incesante que ha sorprendido con una propuesta de reforma del artículo 135 de la Constitución.

En todo caso, con septiembre vuelven las prisas (no en vano curso procede de la palabra latina 'cursus', que significa carrera), principalmente para quienes se afanan en compaginar o conciliar, con escaso respaldo institucional habitualmente, su vida laboral, familiar y personal.

En fin, estamos de vuelta, y no me refiero a la presencia de esforzados ciclistas en las calles de Salamanca compitiendo por el podio en la Vuelta Ciclista a España o en la Vuelta Ciclista a Salamanca, ni tampoco a esa sensación desalentadora que algunas personas transmiten con desánimo, suficiencia o apatía cuando se formulan nuevas propuestas, sin ofrecer siquiera el beneficio de la duda.

Estamos de vuelta de verdad, para trabajar e iniciar el primer curso político completo de la nueva Corporación municipal de Salamanca, un periodo que ha de considerarse esencial en el desarrollo de las propuestas presentadas a la ciudadanía con motivo de las elecciones municipales del pasado mes de mayo.

En las próximas semanas tendrán que alcanzarse los acuerdos de legislatura entre los dos Grupos Municipales con objeto de concretar proyectos e iniciativas consensuados para la racionalización del gasto y la determinación de prioridades institucionales, que deben contribuir a la definición de los aspectos fundamentales de los presupuestos y de la adecuada ejecución de los mismos; para la adopción de medidas que fomenten, relancen y dinamicen la economía, la empresa y el empleo; así como para la eficaz coordinación institucional en el ámbito territorial constituido por la ciudad de Salamanca y los municipios que la circundan. El inminente debate presupuestario, tan relevante en cualquier institución por sus repercusiones en la sociedad y la satisfacción de los intereses generales, vendrá marcado, espero que para bien, por las aportaciones de estos pactos.

En este curso político se procede asimismo, de manera inmediata, a la devolución a los ciudadanos de las cantidades indebidamente recaudadas del IBI correspondiente a 2008, tras asumirse los planteamientos que fundaron el recurso interpuesto por el Grupo Municipal Socialista, estimado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. El complicado procedimiento de devolución, que se habría evitado si el equipo de gobierno del Ayuntamiento hubiese admitido en su momento la argumentación del Grupo Municipal Socialista, ha sido acordado ahora por los dos Grupos Municipales para su cumplimiento urgente.

Resulta además un objetivo básico para este curso político la mejora de la estructura orgánica y del funcionamiento del Ayuntamiento. No cabe duda de la necesidad de cambiar pautas inadecuadas e ineficaces que se han convertido en norma no escrita.

En gran medida lo que se consiga mejorar en este momento incidirá positivamente durante toda la legislatura. Así, por ejemplo, han de constituirse o redefinirse los órganos de participación ciudadana, muchos de ellos contemplados legalmente y otros especialmente convenientes. Estos órganos contribuirán a dotar de eficacia a políticas municipales que requieren un mayor conocimiento de la realidad y, sobre todo, una adecuada planificación del gasto público, atendiendo las necesidades reales y evitando la improvisación y el agravio comparativo entre colectivos y ámbitos competenciales.

Seguiremos comentando éstas y otras materias. Un saludo muy cordial.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: