Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Cultura de empleo

Se aproxima el mes de septiembre y con él los nuevos cursos académico y político. Retomo por ello para el debate dos de las propuestas que, en materia de educación, cultura y empleo, se plantearon en el programa electoral del Partido Socialista en las elecciones municipales de mayo. Se trata de dos proyectos que vienen a complementar y a actualizar dimensiones esenciales del modelo de ciudad de cultura.

Reconozco que cada vez, y llevo bastante tiempo estudiando las posibilidades y siguiendo desarrollos parciales en otras ciudades europeas, me parecen más interesantes y apropiadas para Salamanca. Considero además que su concreción en nuestra ciudad resulta sencilla, pues no necesita un programa de inversiones. Requiere solo un esfuerzo notable de gestión, buscando principalmente la coordinación interinstitucional. La primera de las propuestas consiste en la promoción del campus de las artes de Salamanca y la segunda en el fomento de la empresa cultural, de la conocida en sentido amplio como 'industria cultural'.

La ciudad de Salamanca no rentabiliza suficientemente desde las perspectivas formativa (con especial atención a la formación para el empleo y a la mejora de la empleabilidad) y sociocultural algunos de sus prestigiosos centros de enseñanza e investigación en materia cultural. Cuenta con centros únicos en Castilla y León, como la Facultad de Bellas Artes, el Conservatorio Superior de Música y la Filmoteca, con centros de la Universidad de Salamanca como, por ejemplo, la Facultad de Filología o la de Geografía e Historia, que imparte los grados en Historia del Arte y en Historia y Ciencias de la Música, y la Academia de Música Antigua (dependiente del Servicio de Actividades Culturales), así como con otros centros tan relevantes como el Conservatorio Profesional de Música y la Escuela de Arte de Salamanca y su Bachillerato Artístico. Debe lograrse la coordinación de estos centros y otros semejantes para promocioÂŹnar el Campus de las Artes de Salamanca mediante la realización de campañas de información y orientación conjuntas por el Ayuntamiento, la Universidad y la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León.

Este rico patrimonio educativo ha de presentarse globalmente y complementarse con la incorporación, incluso el diseño ad hoc, de otras enseñanzas especializadas que contribuyan a formar técnicos cualificados para la actividad y la industria culturales, principalmente en niveles equiparables a la formación profesional de nivel superior. Es conocida en el ámbito institucional y empresarial la demanda de técnicos de este tipo y las históricas carencias del sistema educativo al respecto. Cuando Salamanca, conocida nacional e internacionalmente por su actividad universitaria y, en fin, por dedicarse secularmente a la educación y a la cultura, explique y promocione convenientemente su campus de las artes, se convertirá en una de las ciudades más atractivas para jóvenes de todo el mundo que quieran formarse en este campo. Se podría articular enseñanzas conjuntas, cursos o talleres de especialización y programas formativos de actualización de muy distintos tipos, también durante los meses de verano.

Una ciudad con muchos jóvenes (y no tan jóvenes) estudiantes de arte y artistas de procedencias diversas se dota de una imagen idónea y de profesionales y trabajadores adecuados para la creación de un parque o polígono de la industria cultural. La cultura ha llegado a ser un motor económico-empresarial de primer orden en otras ciudades europeas semejantes a la nuestra. La iniciativa empreÂŹsaÂŹrial local y regional, incluida con protagonismo la pequeña y mediana empresa y el trabajo autónomo, con el complemento natural de sociedades nacionales e internacionales, está en condiciones de convertirse en un elemento generador de riqueza y, particularmente, de puestos de trabajo para perfiles formativos muy variados.

Se trata de ofrecer Salamanca como sede de empresas vinculadas a la cultura y sus campos afines, así como de grupos o compañías dedicadas a las artes escénicas o plásticas y a la música, igualmente empresas a fin de cuentas, favoreciendo la producción y la coproducción culturales. Asimismo, incide positivamente en el incremento de los atractivos en el sector del turismo cultural, idiomático y de congresos.

Estos asuntos quedaron pendientes de desarrollo en la etapa posterior a la capitalidad europea de la cultura y ahora es el momento de recuperarlos con eficacia al servicio de la dimensión sociocultural y empresarial de Salamanca como ciudad de cultura.

Hasta la semana próxima. Un saludo muy cordial.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: