Victorino original

Elojoketemira

Victorino García Calderón
Blog de Victorino García

Las golondrinas, las fotos sin cámara y la que se va armar€Ś

Llegaron las golondrinas y con ellas debiera haberlo hecho la primavera, es decir, la regeneración de todo bicho viviente o planta que se precie de ser como tal. Digo debiera, porque no lo ha hecho, en su lugar hay un frío helador (para el jueves, se pronostican chubascos que pueden ser de nieve por encima de los 900 metros), es verdad que ha llovido, pero ni siquiera ha corrido el agua por el regato de Los Lienzos en Morille, mal asunto este de la sequía €“pertinaz, como en el franquismo- al que nos vamos pareciendo cada día más. Y si las golondrinas deben estar desorientadas con el clima, imagínense los demás con los recortes, la reforma laboral, la huelga y el remate con los presupuestos. El frío reinante se debe más a las consecuencias de estos cuatro conceptos unidos, que al ambiente climatológico, más pareciera que los jinetes del apocalipsis se están despertando de su letargo.

No sé usted, lector, cómo estará de helado, pero le aseguro que siento que me tengo que poner calcetines de lana, pantalón de pana y cazadora polar, por lo menos, para pasar el resto de la primavera, y así poder soportar los próximos recortes, ni siquiera me atrevo a predecir el frío que hará en el próximo verano.

Los recortes que padecemos desde que Zapatero se dio cuenta que no mandaba en el país, fueron un aperitivo con los que está realizando Rajoy desde que se ha dado cuenta de lo mismo. Los dos nos han hecho comulgar con ruedas de molino €“hay que reconocer que la €œpepera€ mucho más gorda y dura (con perdón).

La huelga, menos general que las manifestaciones vespertinas, pasó por Salamanca con una buena dosis de esquiroles, si hubiéramos ido a la huelga los mismos que a la manifestación (unos 13.000, he medido con Google Earth los metros cuadrados que ocupábamos en la Gran Vía y multiplicado por dos), Salamanca casi se hubiera parado y como ella el resto de ciudades. Ya pedí que no se me leyera el jueves pasado, si lo han hecho ese día o después, habrán advertido que razones había más que suficientes: nos han contado en Bruselas y le han dicho a Rajoy:

 -!!ADELANTE, NO TE CORTES CON LOS RECORTES!!

 Lo mejor del 29-M en esta ciudad de mis desvelos no fue la huelga, sino las manifestaciones. Primero la de la mañana convocaba por la CNT. No conozco una manifestación anarcosindicalista en Salamanca en la que se dieran cita tanta gente (unos dos mil). Los ácratas estaban eufóricos, el éxito era indudable, la gente que pasaba al lado no podía por menos que hacer comentarios, unos a favor y otros, los más, en contra

 -€œa esos le daba yo un pico y una pala€decían algunos, era como para contestarles:

-€œlos que ustedes tienen ahora mismo entre las manos€.

 Sea como fuere la manifestación fue histórica para la CNT salmantina. Pero no lo fue menos el encuentro que se produjo en la Plaza de España de todas las centrales sindicales tras las acciones unitarias de los piquetes informativos de las primeras horas. Cuando la manifestación anarquista llegó a esa altura, varias decenas de sindicalistas de CC.OO. UGT y CGT les recibieron con un pasillo y una cerrada ovación, hecho este tan insólito en los tiempos que corren, que mi cámara de fotos se quedó inerte y preferí que mis manos se unieran a los aplausos emocionados, en vez de registrar pobremente en una foto más aquel histórico momento. No es verdad, sí que lo registré: en mi memoria, de donde sale en este momento y de donde lo rescataré cada vez que quiera, sin que nadie me lo quite.

El resto de la jornada fue mucho más anodina: una manifestación multitudinaria en la que participaron hasta los esquiroles que no fueron a la huelga y casi tan grande como las del 11-M o la de la guerra de Irak a pesar del ninguneo de la prensa y radios salmantinas, algún facha tirando huevos a los manifestantes en la calle Prior, jóvenes estudiantes auspiciados por la €œecuánime, pura y perfecta€ Universidad y que no dudaron en hacer un botellón medio vestidos de toreros con un desprecio más que notable hacia los manifestantes que pasaban a su lado y a favor de la €œcontrarreforma laboral€ del PP.

Al día siguiente vino la resaca, tiritando estoy todavía, con la presentación de los presupuestos: recortes bestiales en los apartados sociales, educativos y científicos, mientras se van de rositas la Iglesia, el ejército, las grandes fortunas y los defraudadores de Hacienda. !Joder! !qué imaginación! !QUE PAGUEN LOS MISMOS DE SIEMPRE!

No sé si las €œgolondrinas€ se enterarán algún día de todo ello, PERO SI LO HACEN, LA QUE SE VA A ARMAR€Ś

 

P.D. voy a guardar y a mandar este artículo inmediatamente, que como venga la tormenta diaria, tengo que jugar al gato y al ratón, es decir, tengo que hacerlo y mandarlo entre corte y corte de luz (unos diez cada tarde) gracias a Iberdrola. Eso sí, las nuevas tarifas no tienen recortes.

!!Ostias, qué fríos tengo los pies, me voy a poner unos calcetines más gordos!!

 

Victorino García Calderón

Maestro del mirar

y hoy, hasta ni se sabe dónde.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: