Victorino original

Elojoketemira

Victorino García Calderón
Blog de Victorino García

La fragmentación de la 'realidad'

fragmento. (Del lat. fragmentum).1. m. Parte o porción pequeña de algunas cosas quebradas o partidas.2. m. Trozo o resto de una obra escultórica o arquitectónica.3. m. Trozo de una obra literaria o musical.4. m. Parte conservada de un libro o escrito.5. m. Acción de registrar parte de la realidad que nos circunda mediante una cámara oscura en un soporte sensible a la luz. (Esta última es mía).

Me he permitido esta licencia, después de llevar varias semanas pensando en ello, para poder transmitir un pensamiento que me viene rondando por la cabeza desde hace ya varios años: Âżpor qué la mayoría de los fotógrafos seleccionamos €“y lo hacemos de una manera casi enfermiza, al menos en mi caso así lo siento€“ hasta llegar lo más cerca posible del ideal de belleza, cuando la realidad que nos rodea es, la mayoría de las veces, de una sordidez que tira para atrás?

Casi todas las fotografías que se exponemos, publicamos, montamos, o tomamos en video o cine (unas 24 imágenes por segundo) intentan recrear un mundo de idílica belleza que sólo tiene explicación en lo más profundo de nuestra experiencia como captadores de una realidad que intentamos resumir en una toma.

Muchas veces he querido hacer fotografías que reflejaran esa parte de fealdad que tiene la realidad que nos rodea, si se puede llamar así a lo que no nos gusta. La especulación del suelo, la violencia, la suciedad, los malos modos y hasta la muerte, pueden convertirse en imágenes de extrema belleza €“y lo que es peor€“ sin darnos cuenta de ello.

Saturno devorando a sus hijos por Goya y RubensEl mundo del arte está lleno de ejemplos: Saturno devorando a su hijo, ya sea de Rubens o de Goya (sobre todo la de este último), son ejemplos claros de lo que estoy diciendo, como lo son también el Guernica de Picasso, El Grito de Munch o cualquiera de las fotografías de Gervasio Sánchez o de SebastiĂŁo Salgado, por poner algún ejemplo.

Con lo fácil que sería recoger, tal cual, los rostros de quienes sufren las consecuencias de los acontecimientos diarios ocurridos en los últimos tiempos, llenos de políticos y constructores especuladores, de asesinatos fruto de la violencia de género, de desahucios por la avaricia del Capital, de engaños electorales, como el ocurrido en España hace poco más de un mes y que cada día aparece más claro. Para conseguir rostros que echen chispas sólo hay que leer los periódicos y webs locales: el 20 % de los parados de todo el país en el último mes son de Salamanca. ÂżQué cara se le habrá puesto a los políticos locales que llevan gobernando esta plaza desde€Ś ya ni me acuerdo? ÂżQué cara hemos puesto todos cuando supimos que la venta de coches había caído en picado excepto la que corresponde a los vehículos de alta gama, que había subido la friolera de un 87%?

Con registrar estos rostros con mi cámara tendría que haber sido suficiente para fotografiar la otra faz de la moneda de la belleza, pero me resisto inconscientemente a ello y no dejo de hacer paisajes helados, nieblas envolventes, bodegones que, de puro rabiosos, resultan atractivos, o rostros que, aunque reflejen una realidad cruda, son tremendamente expresivos.

Este universo de fragmentos o facetas, como un diamante impredecible y multidisciplinar, es la lección cotidiana que hemos de aprender en el taller de joyería del día a día.

Victorino García Calderón
Profesor del mirar y fotógrafo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: