Victorino original

Elojoketemira

Victorino García Calderón
Blog de Victorino García

Cañamero, vivo y directo

Cuando me dispongo a escribir esta líneas, recibo un correo de un queridísimo amigo y compañero andaluz: Juan Gallardo de Cádiz. Hicimos juntos el camino de preparación para ser maestros del mirar en Sevilla mientras su excremencia el criminalísimo €œdoblaba la servilleta€ allá por el último lustro de los setenta.

Nuestra Universidad no fue solo la de las cuatro paredes de las aulas de Facultad de Bellas Artes de la capital andaluza, nuestra otra UNIVERSIDAD fue, en primer lugar, el patio y el salón de actos de la facultad donde exigíamos una enseñanza democrática del arte mediante asambleas en las que discutíamos cómo debería ser y cómo formar a ciudadanos libres, creadores, sensibles a la luz, al color, a las formas€Ś al ARTE con mayúsculas, llevando aquellos postulados a la calle en numerosas ocasiones pidiendo LIBERTAD; y trasladamos esos sentimientos al Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla en el que nos encerramos, junto con varias decenas de compañeros y conpañeras, en dos ocasiones: una para pedir LIBERTAD DE EXPRESIÓN a raíz de la detención de Albert Boadella por la puesta en escena de La Torna, una obra teatral del grupo Els Comediants, (cosa que se consiguió), y otra, para solidarizarnos con el SOC (Sindicato de Obreros del Campo) liderado en aquellos días por Paco Casero, antecesor del actual SAT que abanderan Cañamero y Sánchez Gordillo, cuyas acciones, ya entonces, de ocupación de fincas, levantaban ampollas entre los terratenientes y gentes bien pensantes de la época. La solidaridad con los jornaleros terminó con la salida del Museo con el DNI €œen la boca€ y los brazos en alto.

Estas acciones y otras semejantes, como la oposición al referéndum constitucional del 78 por considerarlo un claro ejemplo de legitimar la mutación del franquismo en lo que hoy algunos llaman democracia y hacerlo sin ruptura, nos llevaron a considerar que teníamos un largo camino por delante, aunque nunca pensamos que fuera tan largo y menos que lo fuera de ida y vuelta. Hemos pasado largos años luchando más o menos, aburguesándonos menos o más, y nos hemos dado de bruces contra una situación que nos hace volver a preguntarnos si todo este camino andado sirvió para algo, a tenor del discurso que Diego Cañamero dirigió a sus seguidores hace tan sólo unos días con motivo de una marcha por los pueblos y ciudades de Andalucía.

No sé, lector, qué tipo de repercusión tendrá sobre ti cuando veas el video que más abajo te dejo en un link, pero a mi me da la sensación de que el tiempo se ha parado, que tenemos que volver a lo mismo por lo que se luchaba entonces: la IGUALDAD, la JUSTICIA, y la LIBERTAD, pero con una diferencia: los 23 años se han trasformado en casi 60, que tenemos que retomar aquello donde lo dejamos y lo peor de todo es que ha sido así porque hemos querido.

Te dejo con las palabras de Cañamero a las que no puedo poner ni una una sola coma, ni altavoz, ni tienen que pasar por un aclarador, y aunque a todo se le pueden poner pegas, creo humildemente que no es el momento de ponernos sublimes, no está el horno para bollos.

!!El sábado todos a Madrid!! Necesitamos recuperar la dignidad.
Pincha aquí abajo y verás:
Vídeo



Victorino García Calderón
Maestro del mirar

Tanto si lo compartes, como si no, puedes escribirme aquí mismo o en:

victorino53@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: