E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

Venus ultramundana

Espejonicolekidman5 detail

El espejo representa la feminidad acuática, es un objeto de Psique y puede convertirse en Humo para mirar al Destino; entre Ovidio y Poe, Wilde y Cocteau, el espejo se presenta en el microteatro del mundo, se trata de un espejo durmiente, soleado y nocturno.

 

 

 

El espejo ultramundano de Venus ilustra la morada de la diosa del amor que, sobre una montaña y dentro de una isla, comunica el cielo y la tierra. Las fuentes, como espejos, convierten el jardín perfumado en espejismo. Todo Templo alegórico de Venus tiene espejos, algunos remiten al templo del sol de Ovidio.

 

 

 

Se plantea la unión entre el espejo y la alegoría, fusión esencial para comprender el Más Allá, un paisaje enjoyado por espejos de oro y por peñascos de las grutas de Tetis.

 

El Espejo de Afrodita-Venus deriva de una tradición simbólica capaz de nutrir la danza y el cine. Como en las esmeraldas de los poemas de J. Barella, con el rumor de aguas, se configura uno de los Viajes Ultramundanos: el sueño de Venus sobre los riscos de cristal del Otro Mundo.

 

 

 

¿Venus tiene un espejo de espuma?

 

Espejo-flor, perla.

 

El trono de Venus contiene materiales ultramundanos, se vislumbra en un pabellón de cristal repleto de pájaros y flores, con figura alegórica de Cupido. La morada de espejos, amada por Orson Welles, se presenta presidida por un altar ilustrado por pinturas de visiones de Psique. Las piedras de cristal de la airosa montaña, muestran un vergel florido reconstruido en los espejos de la Casa de la Fortuna, en la bóveda celeste del laberinto de la Triste Condesa y de Isabel de Portugal.

 

 

 

El espejo, dentro de la Tierra femenina, lleva a “Eyes Wide Shut”, película de Kubrick, obra de unión entre espejo ultramundano y Venus: el espejo como metáfora de la pintura dentro del cine.

 

 

 

Nicole Kidman se viste de diosa del amor para viajar a su interior ambivalente (Venus-Narciso), mira su cuerpo desnudo, se nos revela la Iconografía del Abandono. Nicole, meditativa y silenciosa, ante el espejo-ventana, destaca y ensalza la atracción por lo sagrado y lo profano: Amor sacro, amor profano para Tiziano. Apartemente, se suprimen las flores y la concha, para destacar el espejo. ¿Se cuestiona la fuerza del matrimonio? ¿Se valora la fugacidad del amor como en las Poesías de Tiziano? ¿El Amor es tan ciego?

 

 

 

Espejo y Laberinto reduplicado.

 

El espejo de Nicole, unido al Girasol pintado, lleva a la metamorfosis de Clitia, doncella amada por Apolo, ninfa convertida en girasol, devota incondicional repudiada por el dios solar. Amor eterno.

 

 

 

Susan Sarandon y Catherine Deneuve, en la película “El Ansia” de Tony Scott, rememoran imágenes de Venus que, entre Tiziano y Bronzino, entre Rubens y Velázquez, personifican ideas abstractas y mensajes de estética gótica; una historia de vampiros, con lagos de Aqueronte reinterpretados, con descensos, mundos intercalados con símbolos del alma que, ante la búsqueda de la inmortalidad, canalizan en el espejo-barrera el cuerpo desnudo para el sacrificio. El cuerpo de Susan, tumbado e incisivo, alimentado por el espejo, se une al velo del Tiempo y al mono simbólico que, al tiempo, remite al Esclavo de Miguel Ángel.

 

¿El espejo es un aliado de la región ultramundana?

 

 

Comentarios

jfviruega 19/12/2013 13:37 #3
Leyendo esta última entrega de espejos--espejismos, me he acordado de la isla de Bóboli. También de los espejos de Tarkovski en "Sacrificio", de la trilogía francesa de Kieslowski y, por supuesto, de la "Gertrud" de Dreyer. La secuencia de "Eyes wide shut" que citas es una de mis preferidas de Kubrick, que se cierra circularmente al final de la película con el monólogo de Nicole Kidman, también en el baño. Es un placer leerte siempre, espero con impaciencia la publicación del nuevo libro; por favor, avísame cuando lo presentes. Después de Navidad tenemos que vernos. Besos, Eduardo!
Fioren. 16/12/2013 11:34 #2
El espejo ultramundano, aquél que devuelve la imagen del personaje amado a las puertas de la Estigia, cuando la belleza ideal queda atrás, al otro lado. En el caso de Isabel de Portugal, la mujer del emperador Carlos V, de camino a su última morada tuvo que ser certificado por Francisco de Borja, quien, desolado, pronunció aquéllas terribles palabras de que "no volvería a servir a ningún señor mortal". No, definitivamente, el Amor no es ciego.
Javier García-Luengo 15/12/2013 22:52 #1
Espejo y especular tienen la misma raíz latina, gracias Eduardo por esta especulación poética y científica a la vez! El artículo nos hace mirar, mirarnos y ser mirados desde esa región ultramundana siempre abierta a la sugerencia y a la poesía!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: