E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

Espejo V. Mirada de Espejo, Luces y Sombras.

Espejomeryllashoras detail

Dedicado a L. XAVIER COUTO PINTO

Dentro de las grutas del Renacimiento italiano, podemos ver con claridad el texto de Gonzalo que, iluminado por las reflexiones sobre las luces y las sombras, penetra en el paisaje del alma, escenario de naufragios dulces y eternos, inmensidad regulada desde la asimetría de los sentimientos.

 

Apolo tiene un espejo de celebración, un alimento para la intensa mirada de Gonzalo, despojado siempre de mentiras y falacias, nos revela la primitiva y primigenia ilusión que, ante las aguas y los espejismos, entre Sátiros y Ninfas, consuelan por una enigmática fascinación hacia Eros, hacia la fugacidad de la luminosidad del poeta Cocteau.

Al unir espejo y Verdad, nos adentramos en el carácter onírico de unas reflexiones sobre las grutas tapizadas de espejos de luz. Desde su reino de luz, Gonzalo traza el claroscuro de las sombras y penetra en Orfeo para ir definiendo el gran espejo abismático.

 

Soledad y silencio, ventana-espejo que, en el interior, revelan visiones insólitas para cristalizar los reflejos de la metamorfosis, de la flexibilidad, combinando el díptico de luces-sombras, completando la imagen de la verdad sin disfraz, un espejo de la invisibilidad.

 

 

 

Mirada de Espejo, Luces y Sombras.

 

Espejo, posiblemente nuestro mayor crítico. Podemos engañar, mentir, tergiversar, distorsionar la verdad ante los demás e incluso ironizar, pero al final en nuestro cara a cara más íntimo y personal, todo aquello que reposaba en el fondo del lago sale a la superficie para ver la luz.

 

 

¿Cuantas veces callamos lo que realmente quisieramos decir?¿Cuántas veces contestamos o escribimos lo contrario de lo que realmente sentimos? ¿Cuantas veces afirmamos lo contrario de lo que sentimos? y digo sentimos porque no es lo mismo que pensamos, porque normalmente decimos lo que pensamos pero no lo que sentimos.

 

Vivimos la vida con teatralidad diciendo lo correcto, lo que pensamos, lo establecido en el guión, omitiendo en todo momento lo que sentimos y disfrutando como nunca en los momentos de improvisación.

 

Todo en esta vida debe fluir para obtener estabilidad y equilibrio, porque solo cuando las cosas fluyen es cuando más nos acercamos al concepto tan perseguido y rebuscado de felicidad.

¿Es todo esto la mayor falacia jamás contada? Podría serlo, porque si conocemos la fórmula que nos podría hacer sentir plenitud en la mayoría de las ocasiones, normalmente  optamos por lo establecido, el guión, lo popularmente correcto... ¿y que es lo correcto?¿La aprobación de los demás? No hace falta ser un ciudadano de la antigua Grecia para discernir que lo bueno para los demás posiblemente no sea lo más idóneo para nosotros, porque somos únicos, extraordinarios e irrepetibles, somos Luces y Sombras.

 

Somos Luces cuando buscamos, perseguimos, encontramos y logramos fluir con aquello que nos hace sentir bien, y no porque sea lo correcto según el populacho, sino más bien porque nos permite ser quien realmente somos.

 

 

En contraposición somos sombras cuando siguiendo el guión nos olvidamos de lo que realmente somos, de lo que nos proporciona la vitalidad para seguir, y es que lo más jocoso de las sombras es que nuestros secretos son los que nos proporcionan el balón de oxígeno para continuar siendo más sombras que luces.

El silencio, socio inseparable del espejo, es el encargado  de decirnos la verdad a través del ensimismamiento que nos produce nuestra propia imagen. En nuestro cara a cara ya no hay cabida para las luces y las sombras, porque ahora todo fluye..Observamos las cicatrices de las sombras, el brillo de las luces e ironizamos sobre el paso del tiempo

(Gonzalo Rey)

Comentarios

Javi 15/06/2015 11:44 #2
Una gran reflexión, que te hace pensar mucho. Saludos
Fiorentina 15/09/2013 11:20 #1
Fantásticas reflexiones. Somos el fruto de luces y sombras, de una representación teatral. Nada más cierto. Como decía Falstaff: la vida es vida porque es teatro.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: