Cristina sanchez original

El espejo

Cristina Sánchez Sánchez
Moda, belleza, estética, desde la peculiar visión de Cristina Sánchez

Más que maquillaje

Dior detail

Son recuerdos, imágenes, son trazos plasmados en un lienzo que despiertan sensaciones

A principios de semana, leí en Beautylish (una de mis webs de cabecera) acerca de una propuesta social bastante innovadora. Se trataba de un grupo de maquilladores/as voluntarios que ofrecían su tiempo y llevaban su saber hacer hasta sitios como hospitales o residencias de ancianos.

 

La autora del artículo narraba una historia personal. Después de ver a su abuela en el hospital por mucho tiempo, un día se la encontró más feliz de lo acostumbrado: una maquilladora había ido a su cuarto y la había “puesto guapa”. La nieta sintió que este pequeño gesto había ayudado a su abuela,  y le había levantado la moral para afrontar con más ánimo sus días allí.

 

Estoy segura de que más de una os sentís identificadas si os digo que yo recuerdo maquillaje que mi madre compraba o usaba, un olor en concreto, un color de uñas que asociaba a ella. Y también puedo recordar quedarme embobada mirando desfiles como los de Dior Alta Costura preguntándome, no solo por el corte y el color de los diseños (en mi mente era más bien: ¿cómo lo habrá logrado? Es fantástico, es arte); sino también por aquellas caras delicadamente pintadas como si fueran de otro planeta.

 

Es maravilloso lo que el maquillaje, y por ende el mundo de la belleza, puede llegar a significar en la vida de una persona. No solamente para los que se dedican a ello con verdadera pasión, sino para cada persona de a pie en su día a día. Puede que visto desde fuera parezca una simpleza, un mundo frívolo y superficial. Pero es algo más que eso. Es ese color de uñas que llevabas en la ESO, ese maletín de pinturas con el que experimentabas por las noches, ese pintalabios que le robabas a tu hermana mayor...

 

Es verdad que se ocupa del exterior, pero hay que pararse a considerar que si nos sentimos bien por fuera, muchas veces también lo haremos por dentro. Quizá no sea vuestro caso, pero un color de pintalabios a mí me puede cambiar el día. Despertarte con lluvia y decir que hoy llevas un rojo, te pones el mundo por montera y te lo comes con patatas.

 

Así es como yo lo veo. ¿Y vosotras?

Comentarios

silvia 02/01/2013 13:49 #2
Me alegra comprobar que he servido un poco de inspiración ;)
Marta 17/12/2012 20:26 #1
El maquillaje afecta mucho al humor. Yo, por ejemplo, si me he pintado las uñas de un color que no me convence, estoy hasta incómoda y me las quitaré casi al día siguiente si puedo. Y a veces sólo con llevar carmín te sientes mejor que si no llevaras nada de nada. Y darte un maquillaje ligero que te haga mejor cara, te hace afrontar el día con más ánimo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: