Silueta original

El callejón de Hamel

Fernán Labajo

Una persona olvidable

Fotonoticia 20160309025440 980 detail

La televisión sólo te da un pequeño empujón, pero no te asegura ni fama, ni trabajo. ¿O acaso los vencedores de ‘La Voz’ están llenando estadios o salas de conciertos?

Hace unos años, al salir de un bar de copas, me presentaron a un tipo que decía haber estado en Gran Hermano. No recordaba su nombre pero, al ponerme a escribir este artículo hice una búsqueda rápida en Google y creo que se llamaba Dani, aunque no estoy seguro. Lo único que recuerdo de aquella persona es que es uno de los tipos más olvidables que he visto en mi vida. Me han dicho que de vez en cuando va a la televisión y que ha repetido en el ‘reality’.

 

Algo muy parecido le dijo Risto Mejide a Diana Tobar, ex concursante de Operación Triunfo, en una de las ediciones del ‘talent show’. “Tienes una cara olvidable”. No se equivocó mucho, teniendo en cuenta que unos años más tardes dio un concierto con su trío llamado Venus en la Sala Hangar de Burgos al que sólo acudieron una veintena de personas, supongo que la gran mayoría familiares y amigos. Esta joven ha enfocado su carrera en la interpretación y aparece en la última película de Paco León, Kiki. El amor se hace, en un plano de 5 segundos y sin texto.

 

Son dos ejemplos que conozco, más o menos, de primera mano. Dos muestras de que la televisión sólo te da un pequeño empujón, pero no te asegura ni fama, ni trabajo. ¿O acaso los vencedores de ‘La Voz’ están llenando estadios o salas de conciertos? Lo más conocido de este programa, por suerte o por desgracia, son los ‘coaches’.

 

Y es que, a pesar de que el formato televisivo de este programa me parece muy atractivo, no ha sido capaz de que ninguno de los concursantes germine en un gran artista, ya sea nacional o internacional, algo que sí ha hecho Operación Triunfo, aunque no en todas sus ediciones.

 

Precisamente ahora se cumplen 15 años desde que se estrenó el programa musical que revolucionó la televisión. Hay pocos que no recuerden el nombre de casi todos los concursantes, a pesar de que muchos de ellos no hayan conseguido triunfar. Sin embargo, es la edición que más artistas ha logrado sacar a un mercado musical que, para más inri, comenzaba a estar amenazado por la piratería.

 

En el último programa de ‘La Voz’, una joven que ya había participado en otros concursos, afirmaba que esta participación se la tomaba como una especie de escaparate para algún productor musical, aceptando que su victoria o no en el ‘talent show’ era prácticamente irrelevante. Una estrategia que cada vez la utilizan más ‘triunfitos’ que sueñan con llenar salas de conciertos o, por lo menos, no ser olvidados.

 

Los concursantes parecen ser conscientes de que la vida televisiva cada vez dura menos y apenas unos segundos pueden ser suficientes para dar un empujón a su carrera. Han renunciado a la victoria porque saben que ésta ya no garantiza la fama. Una especie de pacto con el ‘show business’, conscientes de que este mundo paralelo es aún más efímero que el nuestro. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: