Silueta original

El callejón de Hamel

Fernán Labajo

Escenarios Secundarios

Sonorama 2014 137 detail

El pasado fin de semana, el Festival Sonorama Ribera cumplió su mayoría edad con récord de público durante los cuatro días. Este éxito, aparte de estar sustentado en un cartel atractivo para los amantes de la música 'indie', está basado en la acertada decisión de trasladar al pueblo algunos de los conciertos.

Una buena historia, ya sea en un libro, en una película o, incluso, en una canción, no lo es por sus protagonistas, sino por los personajes secundarios que dotan a la historia de una serie de subtramas que enriquecen el hilo principal. A veces me pregunto si El Gran Gatsby sería tan bueno sin Nick Carraway o Tom Buchanan; ni qué decir de esa obra maestra en forma de filme llamada  El Padrino sin el emblemático Tom Hagen. Detrás de toda buena historia siempre hay un gran secundario. 

 

El pasado fin de semana, el Festival Sonorama Ribera cumplió su mayoría edad con récord de público durante los cuatro días. Este éxito, aparte de estar sustentado en un cartel atractivo para los amantes de la música 'indie', está basado en la acertada decisión de trasladar al pueblo algunos de los conciertos. El domingo, mientras todo el mundo recogía sus tiendas de campaña, una joven decía con cierta 'morriña' que "se le hacía raro no levantarse para ir a la Plaza del Trigo". Y es que esta céntrica localización de Aranda de Duero se ha convertido en un lugar de peregrinación para los 'sonorámicos'. 

 

A lo largo de estas dieciocho ediciones, la práctica totalidad de los grupos más influyentes del panorama independiente español han tenido el privilegio de tocar frente a una marea de gente entregada a la música. Por si alguno aún no había tenido la suerte, es muy probable que lo hiciera este año, ya que tanto el viernes como el sábado se subieron al escenario artistas como Xoel López, La Habitación Roja, Zahara, Ángel Stanich o Vetusta Morla. 

 

El aumento progresivo de público está provocando que la organización se plantee seguir creciendo. Eso sí, prevén una ampliación a lo largo de la ciudad. Es evidente que Aranda de Duero no es muy grande, pero se plantean extender los conciertos a otros barrios de la localidad. Es decir, meter nuevos personajes en esta bonita historia que comenzaron a escribir un grupo de amigos hace 18 años. Para los que disfrutamos cada año de esta cita, es un alivio saber que crecen los escenarios secundarios. 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: