Merchan original

El blog de Merchán

Luis Alberto Merchán
Blog de Luis Alberto Merchán

!Qué lista es Esperanza!

Recuerdo como, no hace tantos años, Esperanza Aguirre, que por aquellos tiempos era ministra de Cultura, sufrió en sus carnes los ataques de la patulea pijiprogrecultureta de España... !ay!, perdón, que ellos a España no la llaman por su nombre, no les vaya a dar urticaria, sino que recurren a estúpidas perífrasis como €œeste país€ o ese mítico €œel Estao€ que pusiera tan de moda la portavoz de los gobiernos de Felipe, aquella Demóstenes llamada Rosa Conde.

Bueno, que una vez más me voy del camino fijado. Decía que los culturetas de por aquí nos quisieron hacer ver que la Aguirre, además de ser una mujer florero, era poco menos que una tonta del bote, rubia, por más señas, y enchufada ahí por el no menos tonto charlotín Aznar, el del bigote. Y todo ello venía a cuento de que, entre otros motivos, en alguna ocasión no había sabido quién era Santiago Segura.

Que Segura es un gran showman, gracioso y listo a partes iguales, está fuera de toda duda (a mí me parece un personaje genial, por otro lado) pero de ahí a elevarlo a una suerte de Lawrence Olivier de las tablas escénicas... hay un trecho más largo que el que están recorriendo los restos del terremoto de Fukushima hasta llegar a Canadá. Vamos, que si no lo conocía tampoco era una cosa de gravedad. El rollo lo empezaron en la SER y lo continuó el Wyoming y demás gentes de esa clase. Lo que pasó después, de todos es conocido. Igual que en su día la gente la cogió con don Fernando Morán, haciéndonos creer que era tonto (cuando lo que era en realidad es honrado y serio) en esta ocasión le tocó a Esperanza. Y con ese sambenito se quedó.

Años después, cuando dejó de ser esa tonta imaginaria y se consolidó como lo que es ahora, una política de colmillo retorcido, igual de peligrosa para los de fuera que para los de dentro (siempre que no comparten su forma de ver las cosas) el nivel de los ataques cambió. Ya no bastaba con ridiculizarla, sino que ahora se trataba de hacerla ver poco más o menos como el diablo, o diablesa, en su caso. Hay que reconocer que es una dirigente que concita, casi a partes iguales, simpatías y odios, pero si algo queda claro es que, de tonta no tiene un pelo. Siempre que habla, sus palabras tienen una intención clara, y esa intención es la de servir sus intereses. O despistar al personal.

Esta táctica la ha utilizado recientemente al menos en un par de ocasiones: con motivo de la final de la Copa, en la que dijo aquello, muy razonable, por otro lado, de que si pitan el himno, que se vayan a su casa, con lo que generó una polémica que sirvió, y mucho, para desviar la atención sobre los recortes sociales del gobierno; y ayer mismo cuando, para enmascarar una nueva e injusta bajada de sueldo a los funcionarios, que es lo gordo de la decisión, ha aprovechado para demandar la reducción de los miembros de la Asamblea de Madrid a la mitad. Y ahí está el quiz de la cuestión: una nueva agresión a los derechos laborales de los servidores públicos queda oculta tras los ropajes de querer reducir el número de políticos de nómina... ya los colocará donde pueda, no se preocupen ustedes, pero mientras, los otros, los curritos de a pie, cada vez ganando menos por hacer lo mismo o más.

Lo dicho, toda una jugada maestra. ÂżQuién dijo que era tonta? Ah, sí, el Wyoming. Menudo ojo clínico, macho...

PD: Segundo ataque zombi en Miami en la última semana... idos preparando

ÂżNo estás de acuerdo conmigo? Me parece estupendo, si quieres debatir sobre este u otros asuntos podremos hacerlo en la línea de comentarios de ahí abajo.
Si prefieres hacerlo en privado

blogdemerchan@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: